Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tras una maratoniana jornada de negociaciones

Concluye sin acuerdo la reunión entre monitoras y patronal en el SAMA

Monitoras y patronal no han alcanzado un acuerdo que ponga fin al conflicto de los comedores. Las trabajadoras se concentrarán este sábado en el Hotel Abba de Huesca.

Concentración este viernes en la puerta del SAMA
Pitos y relativo optimismo en la puerta del SAMA
P. F.

Tras una maratoniana jornada de negociaciones, monitoras y patronal no han alcanzado un acuerdo que ponga fin al conflicto de los comedores escolares. La huelga -anuncian fuentes sindicales- se mantendrá "indudablemente" en los comedores de los centros educativos aragoneses durante la semana que viene.

No obstante, ante la falta de consenso de este viernes, se celebrará una asamblea del sector el próximo lunes, a las 9.30, en el centro Pignatelli para "exponer lo que ha pasado y decidir si se mantiene la huelga", según adelanta José Luis Cimorra, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC. OO. de Aragón.

Las trabajadoras, por su parte, se desplazarán este sábado al Hotel Abba de Huesca para mostrar su "descontento" con esta situación en una nueva protesta que coincidirá con la visita a la capital oscense de la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi.

"Un problema muy serio para las familias"

Entre tanto, la falta de consenso supone un fuerte varapalo para los centros educativos y las familias, que deberán organizarse de nuevo este lunes para atender a los menores aragoneses que hacen uso del servicio de comedor.

"Este es un problema muy serio para las familias. Nosotros volvemos a reclamar que no seamos nuevamente quienes paguen este conflicto", lamenta Juan Ballarín, presidente de FAPAR.

Según cuentan desde la asociación, la situación esta semana en los colegios ha sido muy complicada para los padres, que han tenido que recurrir a familiares cercanos y vecinos para tener a sus hijos atendidos. "Esta primera semana hemos hecho maravillas para organizarnos, pero ya no podemos seguir así. Hay quien ha dejado de trabajar estos días para atender a sus hijos", confiesa Ballarín.

La huelga indefinida, que comenzó este martes, ha ocasionado también un perjuicio económico para los padres. Por ello, Fapar recomienda que no se pague la parte proporcional de los días de huelga.

Etiquetas