Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Huelga en los comedores escolares

La consejera asegura que Educación solo puede mediar

La consejera de Educación asegura que se trata de un conflicto laboral privado, con consecuencias públicas, y que su departamento no puede fijar las condiciones laborales de los trabajadores.

Dolores Serrat
Dolores Serrat

La consejera de Educación, Dolores Serrat, ha afirmado que en la huelga de monitoras de comedores, la mayor parte de las trabajadoras son mujeres aunque también hay algunos hombres, el departamento solo puede mediar al tratarse de un conflicto laboral privado, con consecuencias públicas, pero no fijar las condiciones laborales de estos trabajadores. 

Tras conocerse los servicios mínimos acordados por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), Serrat ha indicado que serán efectivos a partir de mañana y que el departamento hizo ayer una propuesta flexibilizándolos con la voluntad de que se firmaran para evitar que hoy no los hubiera.

No obstante, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha agradecido la disponibilidad de las partes en conflicto al acudir a una reunión en el departamento en la acercaron posturas, y aunque terminó sin acuerdo, convinieron proseguir negociando ante el Servicio Aragonés de Medicación y Arbitraje, por lo que espera que "muy pronto ese conflicto encuentre su solución". "Desde el departamento teníamos la misión de mediar y lo hemos hecho", ha subrayado la consejera, quien ha insistido en que no ha habido "dejación" por parte del departamento, que en todo momento ha buscado garantizar la atención a los escolares respetando el derecho a la huelga.

Respecto a los servicios mínimos fijados inicialmente por el departamento, los mismos que se establecieron en una huelga en 2005 que fueron anulados por el Tribunal Supremo y ahora ha suspendido por el TSJA, Serrat ha argumentado que las circunstancias actuales no son las mismas que entonces y había que primar la atención a los alumnos.

Ha subrayado, además, que la sentencia del TS decía que estaban poco motivados pero no entraba en si eran "muchos o pocos".

La consejera ha explicado que esta huelga se dio a conocer el 21 de diciembre a través de los medios de comunicación, que se convocó oficialmente el día 26 ante el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje, sin comunicación al departamento, y que los representantes sindicales de los monitores fueron citados a una reunión el pasado 3 de enero a la que no acudieron ni contestaron.

Ha indicado que el 4 de enero se publicó la orden de servicios mínimos con la intención de garantizar el derecho a la huelga y la atención a los alumnos, que ayer suspendió cautelarmente el TSJA, si bien las partes ya habían sido convocadas a una reunión en el departamento para pedirles que retomaran las negociaciones y transmitirles la voluntad de Educación de flexibilizar esos servicios mínimos.

Ha insistido, además, en que aunque la suspensión de los servicios mínimos se basaba en que no había habido negociación previa, el Departamento había citado a una reunión a los sindicatos convocantes de la huelga el pasado día 3 a la que no acudieron.

A este respecto, ha añadido que el departamento tenía la obligación de tener prevista la atención dado que la huelga se convocó en periodo de vacaciones, lo que dificultaba a los centros poder organizarse y contactar con las familias.

Etiquetas