Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Comedores escolares

Segundo día de huelga de monitores tras el fracaso de las negociaciones

Tras más de cinco horas de reunión, sindicatos y patronal no alcanzaron un acuerdo respecto al convenio colectivo de los monitores de comedor. El conflicto sigue "abierto" y la huelga se mantiene sin servicios mínimos este miércoles.

Alrededor de 150 monitoras de comedor se han concentrado a las puertas de la Consejería de Educación en Gómez-Laguna y han pitado a la llegada de la consejera
Concentración ante Educación_2
P. BERNE

Tras toda una tarde entera de negociaciones en la sede del departamento de Educación, el conflicto de los comedores escolares continúa "abierto" tras concluir la reunión de este martes sin acuerdo entre ambas partes. "La huelga sigue en pie y mañana no habrá servicios mínimos", adelantó Ana Royo, representante de UGT, al término del encuentro con fuentes de la consejería de Educación.

"A los sindicatos se les han planteado unos nuevos servicios mínimos que flexibilizaban bastante la propuesta original, pero han dicho que en estos momentos no podían firmar todavía", apuntaron, por su parte, fuentes de la Consejería de Educación. La nueva propuesta, explicaron, contemplaba un monitor por comedor más uno por cada 60 alumnos de Infantil; y en el caso de Primaria, uno por comedor más uno por cada cien alumnos -lo que supone, según señalaron, en torno a un 25% de los servicios de un día ordinario-. En cambio, en el caso de los alumnos transportados del medio rural, se establecía un 50% de la plantilla, mientras que en los comedores de los colegios de educación especial se mantenía la anterior propuesta que planteaba unos servicios mínimos del 100% "dado la atención que requieren estos alumnos", matizaron fuentes de la DGA.

Al no prosperar este planteamiento y concluir la reunión sin acuerdo, la huelga de monitoras continuará sin servicios mínimos, a la espera de la propuesta que los representantes sindicales de las trabajadoras presentarán este miércoles a las 11.00 al Tribunal Superior de Justicia.

Concentración y pitada al inicio de la reunión

Cerca de 300 monitoras de comedor se concentraron este martes por la tarde frente al departamento en protesta por la falta de acuerdo en la negociación de su convenio colectivo. La pitada de las monitoras, acompañadas también por familiares, maridos y niños, se intensificó a la llegada de los representantes de Educación, que permanecieron durante casi seis horas reunidos con los representantes sindicales de las trabajadoras y la patronal, quienes finalmente no llegaron a un acuerdo respecto al convenio colectivo.

"Esta mañana hemos recibido un auto del tribunal en el cual quedan anulados los servicios mínimos, pero la huelga continúa", puntualizaba Ana Royo, secretaria de Organización de la Federación de Servicios (FeS) de UGT Aragón, antes del inicio de la reunión. Las monitoras allí convocadas aplaudieron el auto del Tribunal de Justicia de Aragón al considerar que los servicios mínimos propuestos para la jornada de este martes eran "abusivos".

"Hay compañeras a las que les han mandado mensaje, les han mandado correo, les han mandado el burofax... y eso te va creando una presión. Muchas habrán ido a trabajar por miedo", criticaba una monitora del C. P. Eugenio López, donde se quedan este año al comedor "más de 300 niños". Según señaló, como consecuencia de la reducción del número de becas, varias familias han dejado de hacer uso del servicio de comedor este curso. "Aquí estamos 17 compañeras porque tres, como va por ratio, se han quedado en la calle", añadió. 

Según fuentes sindicales, la huelga de monitoras tuvo este martes "en torno a un 70% de seguimiento", y algunas de las monitoras convocadas como servicios mínimos manifestaron haber faltado a sus puestos de trabajo para secundar la huelga y defender sus condiciones laborales. "En casa estamos como la mayoría de los españoles, con un pie aquí y otro fuera, en muchos hogares este es el único sustento que tienen ahora, porque hay maridos en el paro... y van y nos quitan un 30% del poder adquisitivo, yo creo que ya vale", denunciaba indignada otra monitora del C. P. Eugenio López

A pesar de las ausencias en los comedores, los niños -aseguran- no han estado desatendidos. "En el colegio Jerónimo Blancas han cogido a los niños mayores para ayudar a los pequeños, pelarles la fruta y darles de comer, pero si mañana no hay servicios mínimos no sé cómo estará el tema...", contaba Elisa Cuartero. 

En otros centros "se han apañado" entre directores, conserjes y jefes de estudio para que el servicio de comedor siguiera en funcionamiento este martes pese a la huelga

"En nuestro cole sabemos que el equipo directivo ha echado una mano porque ha habido 400 niños con dos monitoras solo que han entrado de las 17 que somos", apuntaba Alicia Rivas, trabajadora del C. P. Hilarión Gimeno. Según indicó, habían sido llamadas ocho monitoras, pero solo dos habían ido a trabajar este martes. 

Etiquetas