Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Transporte ferroviario

La mayoría de las líneas de Aragón se mantienen como servicio público

El consejero aragonés de Transporte, Rafael Fernández de Alarcón, ha dicho que "prácticamente" todas las líneas ferroviarias importantes de Aragón se mantienen con obligación de servicio público.

El consejero aragonés de Transporte, Rafael Fernández de Alarcón, ha dicho que "prácticamente" todas las líneas ferroviarias importantes de Aragón se mantienen con obligación de servicio público en el plan de racionalización del transporte de media distancia. 

Alarcón ha hecho estas declaraciones, facilitadas por el ejecutivo autonómico, tras la aprobación por el Consejo de Ministros del plan de racionalización de los servicios de transporte ferroviario de viajeros de media distancia que estarán financiados por el Estado, siendo declarados como obligación de servicio público.

Después de un proceso complejo y gracias a la solicitud de modificaciones de la metodología inicial, "hay alguna línea más en Aragón con obligación de servicio público que en el primer documento", ha agregado Alarcón.

Lo que no se ha podido mantener

"Están prácticamente todas las líneas importantes de Aragón" y solo faltan las relaciones entre Caspe y Mora de Ebro, donde realmente no hay viajeros, y entre Monzón y Lérida, que se seguirá prestando con los ferrocarriles que van de Zaragoza a Lérida, y que no se han podido mantener, ha precisado.

Una segunda fase

Sin embargo, el consejero ha agregado que están "algo preocupados" porque alguna relación interna pueda caerse en los próximos meses dentro la segunda fase que prevé el decreto, por lo que siguen trabajando con el Ministerio de Fomento para conseguir que el mayor número posible de servicios sean mantenidos.

Asimismo, el Gobierno de Aragón ha iniciado, porque "es lo que nos toca ahora", un estudio de qué relaciones ferroviarias serán de interés general para la comunidad y que, lógicamente, lo tendrán acabado cuando pueda caerse alguna línea de servicio público nacional "para evitar que los ciudadanos tengan ningún perjuicio, el más mínimo perjuicio", ha dicho Fernández de Alarcón.

Y es que según el consejero no es sólo un problema económico, es también un problema estructurante de Aragón y un problema social para determinadas personas que no tienen otros medios

Aunque el decreto facilitará acciones complementarias para llegar a cualquier estación que haya quedado sin servicio, con autobuses, "nosotros vamos a seguir trabajando para que el servicio de transporte en Aragón sea lo más eficiente pero también lo más social posible", ha asegurado.

Pero es que según ha explicado Fernández de Alarcón el proceso iniciado hoy por el Consejo de Ministros supone una primera fase dentro del proceso que se inicio con una directiva europea del año 2008, que se tenía que haber aprobado en 2011 por el gobierno anterior, que "lo dejo pasar" y que ahora tiene que cumplir el nuevo.

"De momento hemos salvado en su mayor parte el primer tiempo de partido, pero nos queda un segundo tiempo que es la formalización de los detalles que no conocemos todavía", un plan de servicios que el Ministerio va a proponer a Renfe, ha explicado.

Pero "si hay algún servicio que el Ministerio deja de prestar y que a nosotros nos parece importante, estamos preparando el plan de transportes ferroviario de interés para Aragón y con eso esperamos suplir las carencias", ha finalizado Fernández de Alarcón.

Etiquetas