Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Por la crisis

El número de juicios cae un 13,5% en Aragón

Los profesionales del sector apuntan a la crisis y creen que las nuevas tasas judiciales reducirán el número de causas iniciadas por los ciudadanos.

Imagen de los juzgados de Zaragoza
La especialización de 2 juzgados en violencia de género, pospuesta
O. DUCH

Paliar la saturación de los juzgados y financiar la justicia gratuita. Estas son las dos razones que esgrimen el titular de la cartera de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y su entorno para justificar la nueva ley de tasas judiciales que entró en vigor este lunes. 

Pero lo cierto es que la crisis se ha adelantado, generado un efecto disuasorio de la justicia hacia la ciudadanía. La coyuntura económica ha provocado una caída del 13,5% en la tasa de litigiosidad -asuntos judiciales por cada 1.000 habitantes- en Aragón a lo largo del último año (pasando de una tasa de 44,55 en el segundo trimestre de 2011 a una de 38,54 en el mismo período de este año), según los datos que maneja el Consejo General del Poder Judicial.

De este modo, la aragonesa se convierte en la Comunidad en la que más se ha reducido este porcentaje, tres puntos porcentuales por encima de la segunda, Galicia. La caída media a nivel nacional es del 2,6%, mientras Navarra ha sido la única región donde no ha descendido el número de pleitos.

La crisis y el precio de iniciar un pleito son los principales factores que han propiciado este fuerte retroceso, según explican las fuentes judiciales consultadas. Una situación que se encrudecerá con las nuevas tasas, según denuncia el propio presidente de la Abogacía Española, Carlos Carnicer, quien señala que con las nuevas tarifas "la justicia será inalcanzable para un sector amplísimo de la sociedad española".

La nueva ley contempla incrementos de entre 50 y 750 euros en las tasas y los ciudadanos deberán pagar por primera vez en el orden social y afrontar un coste de hasta 1.200 euros si quieren recurrir ante el Tribunal Supremo en la vía civil y contencioso-administrativa.

También la saturación de los juzgados, plasmada en la prolongación en el tiempo de causas que en un principio podrían parecer sencillas, "echa para atrás a muchos ciudadanos que, al consultar a su abogado, deciden no proseguir con la causa", indican las mismas fuentes. Actualmente hay más de 43.223 sentencias sin resolver en Aragón (31.159 en la provincia de Zaragoza, 8.769 en Huesca y 3.295 en Teruel).

Dentro del fuerte descenso en la actividad, los asuntos que más han caído en este período han sido los de ámbito civil, que han sufrido una variación interanual negativa del 26,7%. Esto se debe a que se trata de la jurisdicción que abarca más asuntos legales. Una caída menor han experimentado los penales (10%) y los de tipo social (6,1%). Los únicos litigios que han aumentado en la Comunidad han sido los de tipo contencioso-administrativo, con un crecimiento del 9,2%.

Además del número de juicios, también han descendido en este período otros parámetros, como el número de sentencias recurridas -un 12,1% menos este año que en 2011-, o el volumen de asuntos ingresados por magistrado (un 17,9%).

Movilización contra las tasas

El centro de Zaragoza fue, durante la tarde del lunes, escenario de una sonora protesta por parte de los profesionales y representantes del ámbito de la justicia contra la subida de tasas. En ella participó Ángel Dolado, Juez Decano de Zaragoza, quien leyó una carta abierta a Gallardón. Esta reivindicación se repitió, asimismo, en otros puntos del país.

Etiquetas