Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

10.000 hogares no tienen ningún ingreso

Los trabajadores sociales exigen una renta básica dada la "emergencia social"

La Marea Naranja ha presentado en las Cortes un plan de emergencia ciudadana ante la crisis con 23 medidas para combatir la exclusión social.

Los profesionales del Colegio de Trabajadores Sociales, que secundan el movimiento Marea Naranja, han exigido en las Cortes de Aragón una renta básica para combatir la "emergencia social" de la Comunidad, donde 10.000 hogares no tienen ningún ingreso. 

Así lo indica el informe sobre la Situación Social en Aragón que alerta también que la mayoría de los aragoneses (51,5%), un total de 693.341, tienen dificultades para llegar a fin de mes y unas 130.000 pasan por dificultades para cubrir las necesidades más básicas.

Ante esta situación, Marea Naranja ha presentado en el parlamento aragonés un plan de emergencia ciudadana ante la crisis con 23 medidas para combatir la exclusión social que cada año va en aumento.

"Estamos en el quinto año de la crisis. Cuando alguien pierde el empleo, tiene prestación por uno o dos años, luego subsidio, y en el cuarto año funciona el ahorro o el apoyo familiar, pero cuando acaba ese cuarto año, el abismo está ahí", ha señalado Gustavo García, trabajador social y uno de los autores del estudio.

En el caso de no adoptar medidas sociales, esta situación de "carencia" puede derivar, a su juicio, en una "cascada" de casos extremos de exclusión social.

Entre estas medidas del plan, se encuentra la aprobación de una renta básica que no esté condicionada a la obligación de participar en ningún tipo de actividad de inserción laboral o social, como un instrumento de lucha contra las desigualdades.

Esta exigencia forma parte del primer bloque de medidas, relacionadas con las necesidades básicas de las personas, en el que se encuentra también el apoyo a familias afectadas por desahucios por impago de alquileres o hipoteca, así como el alquiler social de las viviendas de las entidades financieras.

Incluye también la atención sanitaria a todos los inmigrantes y ayudas para alimentación a las familias más castigadas por la crisis frente a los "comedores sociales", en los que hay que hacer fila para poder comer, con el objetivo de garantizar su "dignidad e intimidad".

Por otro lado, con la finalidad de compaginar la protección social con la creación de empleo, han planteado la necesidad de conceder plaza en centros de día a todas aquellas personas en situación de dependencia.

En este sentido, García ha señalado que actualmente hay más de 9.000 personas a las que se le ha reconocido el estado de dependencia, pero que se encuentran en "el limbo", ya que no están siendo atendidas como obliga la Ley.

Por ello, han solicitado también la puesta en marcha del Servicio de Ayuda a Domicilio para los beneficiarios del Sistema de Atención a la Dependencia, que seis años después de la puesta en marcha de la Ley no se ha activado en Aragón.

García se ha dirigido a los parlamentarios, a quienes ha dicho que le gustaría verlos con la "gente que más sufre", para tomar conciencia del "abismo" en el que se encuentra buena parte de la sociedad.

No podemos seguir gobernando como si no pasara nada", porque esto provoca que los ciudadanos se sientan "abandonados" por las instituciones, ha apuntado.

"Esto junto a la desmotivación personal de los ciudadanos provoca un cóctel diabólico y eso es cargarnos el sistema, porque los ciudadanos acaban pasando de todo", ha subrayado

Etiquetas