Aragón
Suscríbete por 1€

Para mejorar la gestión y la coordinación

Alarcón pretende aprobar un nuevo Plan de Carreteras

Estará destinado a hacer más eficiente la gestión de todas las Administraciones Públicas, "que tienen competencias parciales en carreteras que discurren por la Comunidad", ha explicado.

Rafael Fernández de Alarcón, Consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes
Rafael Fernández de Alarcón, Consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes
HA

El consejero de Obras Públicas, Urbanismo, Vivienda y Transportes del Gobierno de Aragón, Fernández de Alarcón, pretende aprobar un nuevo Plan General de Carreteras para mejorar la gestión y la coordinación de las administraciones que tienen competencias en este ámbito.

Fernandez de Alarcón ha apuntado que este Plan se realizaría con la colaboración de las administraciones competentes, para que surja un documento que mejore las vías aragonesas y que impulse la economía y el desarrollo de la Comunidad autónoma.

Según ha informado el Gobierno de Aragón, este Plan de Carreteras incluye una serie de acciones destinadas a hacer más eficiente la gestión de todas las Administraciones Públicas, "que tienen competencias parciales en carreteras que discurren por la Comunidad".

Con este objetivo, el consejero de Obras Públicas, acompañado por el director general de Carreteras, Miguel Ángel Arminio, ha mantenido este lunes un encuentro con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Xavier de Pedro, organismo que tiene competencias en algunas carreteras aragonesas.

Esta reunión se ha sumado a las que el consejero ya ha mantenido con la presidenta de la Diputación Provincial de Teruel, Carmen Pobo, y con las comarcas aragonesas en el seno del Consejo de Cooperación Comarcal, sin olvidar el trabajo que está desarrollando la Comisión de Carreteras, constituída a tal efecto el pasado mes de octubre para continuar con la tramitación de este Plan (2013-2024).

Confederación

Rafael Fernández de Alarcón ha explicado que se ha reunido con el presidente de la CHE y técnicos del organismo "porque tiene carreteras en Aragón, algunas de ellas puedan llegar a ser de interés autónomico, otras son de interés provincial o local y el nuevo Plan General de Carreteras establece criterios para llegar a coordinar a las administraciones públicas y, en definitiva, ofrecer un mejor servicio de carreteras a los ciudadanos" ha afirmado.

En este Plan General de Carreteras se define una red principal de ejes estructurantes, y asegura un conjunto de inversiones junto con un programa de mantenimiento de las carreteras, con una gestión eficaz de los recursos disponibles y acorde a la capacidad inversora de Aragón.

El Plan basa su diseño en la mejora de las relaciones entre las ciudades con mayor potencial de desarrollo y creación de empleo que son Zaragoza, Huesca, Teruel, Alcañiz, Barbastro, Calamocha, Calatayud, Ejea de los Caballeros, Fraga, Jaca, Monzón y Tarazona, sin olvidar la mejora de la accesibilidad a todas las cabeceras comarcales, y a lugares de Aragón que presentan características de notable o deseable afluencia turística. Todo ello se realiza a través de una "red mallada estructurante".

Asimismo, desarrolla inversiones en forma de nuevos trazados y refuerzos de carreteras existentes en las vías que unen esos núcleos entre sí y con otras áreas del exterior de Aragón.

Seguridad vial

Otra de las finalidades del Plan es mejorar la seguridad vial con actuaciones en los Tramos de Concentración de Accidentes (TCA), es decir, en los tramos de carreteras en los que se registra un número significativamente superior de siniestros.

Además se completará con un análisis de la seguridad vial en las áreas urbanas en las que el riesgo de accidentes producidos por el paso de las carreteras autonómicas es mayor para poder establecer líneas y prioridades de actuación en obras de travesías o planificación de variantes.

El incorpora acciones destinadas a que el mantenimiento de las carreteras mejore sustancialmente respecto al que ha sido posible en los últimos años, evite el deterioro progresivo que ha sufrido el patrimonio viario de Aragón, facilite el tráfico en condiciones mínimas suficientes en todo Aragón y permita que el déficit acumulado en los valores patrimoniales de la red no sigan creciendo, sino que se reduzcan en caso necesario.

Así, este año la Dirección General de Carreteras dispone de un presupuesto de más de 74 millones de euros, con un crecimiento de casi el 8% de las partidas destinas a inversión directa.

Etiquetas