Aragón

Concentración frente al Pignatelli

Cientos de personas reciben a Ana Mato con una sonada protesta en Zaragoza

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha clausura el Año Europeo del Envejecimiento Activo y Solidaridad Intergeneracional. Marea Naranja y Marea Blanca convocaron protestas contra los recortes del Gobierno.

Varios centenares de personas se congregaron este miércoles ante el Edificio Pignatelli de Zaragoza, sede del Gobierno de Aragón, para protestar por los recortes del Gobierno en materia de Sanidad y Servicios sociales, con motivo de la visita de la ministra del ramo, Ana Mato, a la capital aragonesa.

Mato llega para clausurar el Año Europeo del Envejecimiento Activo y Solidaridad Intergeneracional 2012 y la esperan ensayando con pitadas y caceroladas las plataformas Marea Naranja y Marea Blanca, de trabajadores sociales y de usuarios y empleados de la sanidad.

Esta movilización tiene lugar después de la "falta de respuesta" de la ministra a la solicitud de ambas plataformas de entregarle personalmente el Informe sobre la situación social en Aragón 2012, elaborado recientemente y presentado por Marea Naranja, apuntaron ambas plataformas.

A su entender, Mato "evidencia" así "su desinterés por los problemas y las graves dificultades que afectan a decenas de miles de familias aragonesas y, en particular, a miles de personas mayores que están pasando calamidades y carencias extremas, al tiempo que se les recortan las atenciones y servicios sociales y sanitarios más básicos".

Apuntaron como una "ironía" el hecho de que la ministra viniera a clausurar unas jornadas sobre envejecimiento activo cuando, según ellos, el Gobierno está vulnerando los derechos de muchas personas mayores con sus medidas de ajuste. Asun Quílez, miembro de Marea Blanca, ha indicado que los derechos conquistados desde hace más de 25 años "están siendo gravemente atropellados" para hacer creer que este sistema público no es sostenible y "dar entrada a la privatización de los servicios públicos y a que se lucren con las necesidades sociales y con nuestra salud y nuestra enfermedad".

Además de los integrantes de los colectivos en favor de la sanidad y los servicios sociales, acudieron la plataforma contra la privatización de la sanidad y la plataforma por la salud universal distintas organizaciones de usuarios, federaciones de barrios y algunos vecinos de Azuara, cuyo centro de salud se pretende cerrar.

Desde el colectivo de personas sordas de Zaragoza y Aragón, Mario Baeyens justificó su presencia por los recortes de hasta un 90% que han sufrido y que supondrá que servicios como el de intérprete de lenguas de signo desaparecerá.

Como ya habían previsto los manifestantes, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad accedió al edificio por una puerta secundaria.

Entre los actos de protesta, realizaron una 'performance' simulando la falta de atención a muchos pacientes en la sanidad pública.

Poco después los manifestantes se trasladaron a la parte trasera del Pignatelli donde esperaron a la ministra y donde se han vivido momentos de tensión con la Policía. Entre gritos de 'Oliván, dimisión' y 'Ana Mato, lo público es barato', así como pitos y mucho ruido recibieron a la ministra y poco después cortaron durante un rato la calle de Ramón Pignatelli.

Etiquetas