Despliega el menú
Aragón

En tres meses

Las farmacias aragonesas facturan un millón de recetas menos por el copago

El nuevo sistema de financiación ha supuesto una reducción del 15% de la expedición de medicamentos en Aragón en el primer trimestre de aplicación. Desde el sector sanitario advierten de que hay gente que no puede comprar fármacos que necesita.

OCU promueve la prescripción "prudente" de medicamentos
Farmacia
HERALDO

El copago farmacéutico, que desde el pasado mes de julio obliga a los pensionistas y trabajadores a financiar parte de sus medicinas en función de sus ingresos, ya ha tenido repercusión sobre la facturación de recetas, que ha caído una media del 15% en Aragón. Durante los primeros tres meses de aplicación de la nueva norma se han registrado hasta un millón menos que en el mismo periodo de 2011, cuando se alcanzaron los 7.149.11, frente a los 6.086.890 de 2012.

La medida comenzó a notarse desde el mes de julio, cuando la aplicación del copago hizo caer la facturación de recetas hasta en un 15%, un descenso que fue mucho menor en julio (-5,03%) y volvió a dispararse en septiembre (-24,07%), cuando también se dejaron de subvencionar 417 fármacos para dolencias menores.

“Era un efecto que se podía prever, ya que el copago y la posterior desfinanciación de determinados medicamentos ha sido una medida más disuasoria que reguladora”, analiza Ramón Jordán, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, quien destaca la reducción de facturación que están sufriendo las farmacias aragonesas y que afecta, sobre todo, a las del ámbito rural. No obstante, sí reconoce que ha tenido alguna consecuencia positiva: “Ha ayudado a que la gente se lo piense dos veces antes de acumular medicamentos y no compren más de los que necesitan”.

También destaca el efecto disuarorio del copago Evangelino Navarro, responsable del sector de sanidad del sindicato CSI-F. “Puede que antes se compraran más medicamentos de los estrictamente necesarios, pero también es verdad que ahora hay gente que está prescindiendo de fármacos que necesita porque no tiene dinero ni para comprar el pan”, apunta Navarro. “No son montantes muy altos, pero en una situación económica como la actual tres o cuatro euros por receta puede ser una cantidad importante para mucha gente”, completa Jordán.

“Otra de las explicaciones para el descenso de la facturación de fármacos está en las personas extranjeras que han dejado de acudir a los centros de salud y, por tanto, de consumir medicamentos”, indica el representante de CSI-F.

El gasto farmacéutico baja un 25%

Además de la facturación de recetas, durante el primer trimestre de aplicación del copago también se ha reducido significativamente el gasto farmacéutico en Aragón, que ha pasado de 86 millones de euros en julio, agosto y septiembre de 2011 a 65 en el mismo periodo de este año. Una reducción de el 25% que también se ha notado en el importe medio de las recetas, que ha disminuido más de un euro con respecto al curso anterior.

Etiquetas