Despliega el menú
Aragón

Educación

El alumnado extranjero aumenta en Aragón tras dos años de caída

El 13% de los estudiantes no universitarios de la Comunidad son de otros países, frente al 12,4% del año anterior. Aragón es la quinta región con mayor proporción, que aumenta considerablemente en algunos centros.

El porcentaje de alumnado extranjero en las aulas aragonesas ha vuelto a aumentar después de dos años en ligera caída. Después de que en menos de una década la proporción de estudiantes no universitarios procedentes de otros países se multiplicara casi por 10 -pasó de un 1,59% en el curso 2000/01 a un 12,97% en el 2008/09-, había comenzado un ligero descenso del 0,5% que, contra todo pronóstico, se ha invertido durante el último año. Según los datos publicados por el Ministerio de Educación, el porcentaje se incrementó del 12,4 al 13% durante el curso 2011/12, por lo que Aragón se sitúa más de tres puntos por encima de la media nacional (9,9%).

De hecho, es la quinta comunidad con más proporción de alumnos extranjeros en sus aulas, tan solo por detrás de La Rioja (16,7%), Baleares (15,4%), Cataluña (13,6%) y Madrid (13,5%) y muy por encima de las regiones con menos diversidad, entre las que destacan Galicia (4,3%), Asturias (5,3%) o Andalucía (5,7%).

Sin embargo, la mayor preocupación de la comunidad educativa aragonesa no es este último aumento ni el porcentaje general de inmigrantes, sino su desigual distribución entre los diferentes centros, que pueden llegar a alcanzar medias mucho mayores. En algunos colegios aragoneses se supera incluso el 50%, una situación de la que ya han alertado diferentes entidades.

El Justicia de Aragón ya advirtió en un informe de que debía respetarse la proporción del 30% recomendada por el Defensor del Pueblo español. “De otra forma, será muy difícil que se pueda lograr esa deseable integración, respetuosa con su lengua, creencias y cultura, de esta población inmigrante en nuestra sociedad”, indica en este documento. Además, sugiere la posibilidad de que los centros sostenidos con fondos públicos reserven plazas para alumnos con “necesidades específicas de apoyo educativo”.

El dilema de la interculturalidad

En la misma línea se manifestó este verano el Consejo Escolar, órgano consultivo en el que está presente toda la comunidad educativa, que pidió al Gobierno de Aragón que equilibre la proporción de alumnos inmigrantes o con necesidades especiales para evitar que se llegue a porcentajes demasiado altos. “La interculturalidad y la diversidad en las aulas es algo positivo, pero dentro de unos límites. Si el porcentaje es muy alto se convierte en algo contraproducente, por lo que hay que ajustar las cifras y, sobre todo, dotar a los centros de los recursos necesarios para que esos alumnos tengan las mismas oportunidades”, aseguran desde la Federación de Asociaciones de Padres de Aragón (Fapar).

Sin embargo, en el departamento de Educación de la DGA aseguran que limitar el número de alumnos extranjeros en los centros sería una medida segregadora y discriminatoria, ya que atentaría contra el derecho a la libre elección de centro. Sin embargo, sí explican que existen diferentes herramientas para evitar lo máximo posible que descienda el nivel educativo, como clases de refuerzo u otros programas específicos.

Etiquetas