Aragón
Suscríbete por 1€

Economía

El Inaem prevé ahorrar medio millón de euros al año

El Instituto Aragonés de Empleo ha emprendido un plan de reestructuración interna con el que reducirá gastos y que implica el cierre de la oficina de la calle de Turmo en Zaragoza y los puntos de apoyo de Boltaña, Sariñena y Graus.

Imagen de archivo de una oficina del Inaem
Las tasas de paro de Teruel y Huesca, en línea con las europeas
R. G.

El Instituto Aragonés de Empleo ahorrará medio millón de euros anuales en gastos generales, como alquileres o suministros, con un plan de reestructuración interna que pretende, además, adecuar las plantillas a la nueva organización del trabajo.

El primer objetivo de la reestructuración es la adecuación de plantillas a la nueva organización del trabajo, atendiendo a las necesidades y demandas actuales, asegurar el trabajo efectivo de todo el personal afectado y garantizar las condiciones laborales de los trabajadores afectados. 

Con este plan se quiere dotar a la comunidad de los recursos financieros necesarios para el cumplimiento de las funciones que tiene encomendadas en el ámbito de la intermediación y la empleabilidad de los demandantes de empleo.

Supondrá un ahorro de medio millón de euros anuales en gastos generales -alquileres o suministros- y, además, dado que en los presupuestos de 2013 se respeta la misma cantidad que el año anterior, el Inaem dispondrá de una mayor disponibilidad de recursos para políticas activas de empleo.

110.000 parados

El número de parados registrados en su red de oficinas de empleo se mantiene entorno a las 110.000 personas, sin que exista en la actualidad una perspectiva de disminución a corto plazo, ha agregado el ejecutivo autonómico. Esta situación hace que se deba reordenar la distribución del personal entre las diferentes unidades en relación a las cargas de trabajo, teniendo en cuenta dos variables, por un lado la financiación de las políticas activas de empleo y por otro la atención a los demandantes inscritos en la red.

Por ello, el plan reconsidera la viabilidad de algunas unidades tanto de la red de oficinas de empleo como de la de formación, en función del área geográfica donde prestan servicios, la proximidad de otras unidades de la red y el avance de las comunicaciones y de los servicios telemáticos implantados.

Para lograr estos objetivos, el plan de reestructuración desarrollará varias acciones como el cierre de la oficina de Zaragoza de la calle Turmo y de los puntos de apoyo de Boltaña, Sariñena y Graus y el cambio de ubicación a dependencias de la administración local de la sede de Andorra. Lo mismo ocurre con los Centros de Formación para el Empleo de Monzón y Fraga.

Etiquetas