Despliega el menú
Aragón

Datos de septiembre

El tráfico en las autopistas cae un 13,7% tras la subida de los peajes

El tráfico en la AP-2 y la AP-68 lleva experimentando un fuerte retroceso desde el inicio de la crisis.

Peaje de la AP-2 en Alfajarín
Peaje de la AP-2 en Alfajarín
HERALDO

El aumento en un 7,5% en las tarifas de los peajes de las autopistas ha comenzado a tener consecuencias en la presencia de vehículos en las dos vías que atraviesan la Comunidad. El pasado mes de septiembre, 22.914 vehículos pasaron por los peajes de las dos autopistas aragonesas, la AP-68 y la AP-2. Se trata de una cifra un 13,7% inferior a la del mismo mes de 2011, en el que este número ascendió a 26.553.

El descenso en la AP-68 ha sido algo menos pronunciado, sufriendo una caída interanual del 12,99%, la mayor en lo que va de 2012. El septiembre de la AP-2 ha sido incluso peor, registrando un descenso en el tránsito de vehículos del 14,51% respecto al mismo mes del año pasado. Solo en agosto se dio un porcentaje más negativo (-14,90%), mientras entre enero y junio sufrió caídas continuadas, aunque menos pronunciadas.

El incremento en el precio de los peajes (viajar de Zaragoza a Barcelona ha pasado de costar 25,75 euros a 27,7 y desplazarse de la capital aragonesa a la vasca supone desembolsar 29,95 euros por los 27,85 que costaba hasta el pasado mes de julio) solo hace que empeorar los datos del tránsito de vehículos por las vías rápidas estatales.

La disminución del volumen de tráfico fue una constante el año pasado en ambas autopistas. Mientras en la AP-2 el tránsito cayó un 8,62% de media respecto a 2010, en la AP-68 este retroceso fue del 5,36%. En lo que va de 2012 el crecimiento negativo acumulado ya es del 5,05% en el caso en la vía mediterránea y de un 5,98% en la vasco-aragonesa.

La subida del precio de los peajes en plena crisis ha obligado a muchos conductores a usar el transporte público o buscar vías alternativas a las autopistas, sacrificando tiempo, comodidad y seguridad para evitar los dolorosos pasos por la barrera.

Uno de los casos más preocupantes en la Comunidad es la negativa estatal al desdoblamiento de la N-II y la N-232, que actualmente se emplean como alternativa a las vías con peaje. Se trata de dos vías de altísima siniestralidad que ya se han cobrado casi 200 víctimas a lo largo de la última década, las dos últimas el pasado miércoles a la altura de Bujaraloz.

Etiquetas