Despliega el menú
Aragón

Ayudas a la compra de coches nuevos

Atraídos por el plan PIVE

Aunque desde el sector dicen que aún es demasiado pronto para cuantificar el impacto del plan en las ventas, aseguran que la gente cada vez se acerca más a preguntar por estas ayudas.

Coches nuevos en un concesionario
Seducidos por el plan PIVE
MAITE FERNANDEZ

El recién estrenado Plan de Incentivos al Vehículo Eficiente (Plan PIVE), tras apenas 10 días en vigor, ha conseguido que los aragoneses vuelvan a mostrar interés por adquirir un vehículo nuevo. Después de meses y meses de caída de ventas, los empresarios del sector se muestran esperanzados con la respuesta de la gente, aunque admiten que aún es demasiado pronto para realizar el impacto real del plan en el número de ventas.

"Hay más movimiento en los concesionarios, se ha reactivado la visita de la gente a las exposiciones", ha valorado José Serón, gerente del Grupo Cuéllar y portavoz en Aragón de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

"Es cierto que no todo el mundo tiene un coche de 12 años, pero hay mucho coche viejo circulando", ha indicado Serón, que ha agredado que "no hay duda" de que el plan "se va a notar".

Los empresarios del sector han explicado que no han atravesado buenos momentos en los últimos tiempos. La crisis económica, la falta de financiación de los bancos, el fin del plan 2000E y, por último, la subida del IVA han ido mermando a un sector que ha visto en el Plan PIVE un salvavidas al que aferrarse.

Esta difícil situación la refleja el último dato disponible, publicado este martes, que indica que la venta de coches cayó en Aragón un 37,41% en septiembre. Por datos como este, Vicente Colás, presidente de la Asociación Aragonesa de Vendedores de Automóviles (Asava), ha opinado que se podría haber apostado un poco más por este plan de incentivos.

Pero sobre todo, ha abundado Colás, esta medida se podía haber tomado antes. "Ya han desaparecido muchos concesionarios y si no llegan a meter esto... Yo no sé qué hubiera pasado", ha expresado Colás.

El presidente de Asava ha confiado en el buen funcionamiento de las medidas por todas las personas que dependen del sector de venta de coches nuevos y que no son solo los trabajadores y empresarios de los concesionarios. Los talleres, las aseguradoras o la seguridad vial de todos los ciudadanos son solo algunos de los aspectos relacionados con este sector. 

En vigor desde el 1 de octubre

El Plan PIVE entró en vigor el 1 de octubre y contempla una ayuda de al menos 2.000 euros –1.000 con cargo a las arcas públicas y el resto, otros 1.000 como mínimo, aportados por las marcas– para la adquisición de un automóvil catalogado con las etiquetas A o B de eficiencia energética y con un precio máximo, antes de la aplicación del IVA, de 25.000 euros.

El plan cuenta con una dotación de 75 millones de euros y se aplicará hasta la extinción de este presupuesto o hasta el 31 de marzo de 2013.

Etiquetas