Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Economía

La alta tasa de paro en Aragón duplica el gasto en prestaciones

A pesar de que el importe que cobran los parados ha descendido, el desembolso del Gobierno para pagar los desempleados de ha pasado de 31 a 67 millones mensuales desde 2008.

Una oficina del Inaem, en Huesca
La alta tasa de desempleo duplica el gasto en prestaciones en Aragón
R. G.

La crisis ha elevado exponencialmente el número de parados aragoneses, una preocupante estadística que también ha multiplicado el gasto de las arcas del Estado en la Comunidad. Desde 2008, el desembolso del Gobierno central se ha duplicado para mantener las prestaciones por desempleo en Aragón.

En poco más de cuatro años, el gasto ha pasado de 31 a 67 millones de euros mensuales, un desembolso extra de 36 millones que supone un aumento de más del 100% de la cuantía total de estas ayudas. En junio de 2008, el Estado pagaba 27,5 millones en prestaciones contributivas, una cantidad que el mes pasado se había elevado a 54 millones, mientras que el subsidio por desempleo ha pasado de 3,6 a 10,9 millones y la Renta Activa de Inserción, de 300.000 euros a 1,6 millones.

Ni siquiera el importante descenso que han sufrido las cuantías medias de la prestación contributiva que reciben los desempleados aragoneses, que hace cinco años -en septiembre de 2007- superaban los 1.000 euros tanto en Zaragoza como en Huesca -en Teruel eran 918- y ahora apenas rozan los 850 por beneficiario, ha logrado aliviar las arcas nacionales.

Más del doble de beneficiarios

A la par que la cuantía necesaria para mantener las ayudas, también se ha duplicado el número de beneficiarios de prestaciones por desempleo. En junio de 2008, 28.991 aragoneses recibían alguna de estas coberturas, mientras que el mes pasado fueron hasta 64.197 los que se beneficiaron de un ingreso con remite del Inaem.

Sin embargo, este desembolso apenas cubre a dos tercios de los desempleados aragoneses, cuya cifra asciende a 106.830, según los últimos datos del Ministerio de Empleo. Además de los 64.000 parados que reciben alguna de las citadas prestaciones, más de 5.000 -según estimaciones de los sindicatos- se benefician de los 400 euros del Plan Prepara, por lo que alrededor de 35.000 de los aragoneses que engrosan las listas del Inaem no estarían recibiendo ninguna ayuda estatal.

Demanda de servicios sociales

Esta situación ha disparado las solicitudes a los servicios sociales autonómicos y municipales, que se han visto desbordados por la demanda de subvenciones como el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) o las ayudas de urgente necesidad del Ayuntamiento de Zaragoza, que cuentan con listas de espera y suelen demorarse varios meses.

De hecho, el Gobierno de Aragón tuvo que triplicar la cuantía destinada al IAI de este año después de que los 6,5 millones de euros presupuestados para 2011 se quedaran cortos. Pero ni siquiera estos 20 millones han sido suficientes para cubrir la creciente demanda de estas ayudas y el Ejecutivo autonómico ha tenido que inyectar 2,3 millones de euros más tras reconocer la prestación a un millar de personas en menos de un año, por lo que ya son unas 3.500 familias las que sobreviven gracias a los 441 euros de este ingreso.

Algo parecido ocurre con las ayudas de urgente necesidad del Ayuntamiento de Zaragoza, que en 2011 invirtió más de 4 millones en 12.575 subvenciones, y con las entidades humanitarias, que durante los últimos años han asistido a un crecimiento exponencial de las demandas de ayuda.

Etiquetas