Aragón
Suscríbete

Residía en Cuarte de Huerva

Morenés preside la entrega de la Cruz póstuma al intérprete asesinado en Afganistán

La víctima tenía 55 años y residía en la localidad zaragozana de Cuarte de Huerva.

Viuda e hija del intérprete asesinado, visiblemente emocionadas.
Morenés preside la entrega de la Cruz póstuma al intérprete asesinado en Afganistán
EFE

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha presidido este jueves el acto de entrega, a título póstumo, de la Gran Cruz de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo al intérprete de origen iraní Ataollah Taefy Kalili, víctima de un atentado terrorista en Afganistán el 25 de agosto de 2010 en el que murieron también dos guardias civiles.

La viuda del intérprete asesinado, Diana Jiménez Vahid, acompañada en todo momento por una de sus hijas, Nassim Taefy, ha recogido de manos del ministro la distinción, en un acto al que han asistido representantes institucionales y militares de la comunidad aragonesa.

Ataollah Taefi Kalili, de origen iraní y que tenía 55 años en el momento de ser abatido junto a sus compañeros, residía desde tiempo atrás en la localidad zaragozana de Cuarte de Huerva, donde su muerte causó un gran impacto entre la población, y profesaba, como el resto de su familia, la fe Bahá'í.

Tras recibir la distinción, la hija del intérprete asesinado ha tomado la palabra para agradecer la distinción póstuma, así como el apoyo recibido desde el primer momento para "resolver los trámites en los que nos vimos embarcados hace dos años cuando perdimos a mi padre".

Por su parte, el ministro de Defensa ha destacado la "convicción" con la que el intérprete, nacionalizado años después de asentarse en Cuarte de Huerva, "cumplió con su deber como español y con sus creencias".

Morenés ha recordado también al capitán de la Guardia Civil José María Galera y el alférez del mismo Cuerpo Abraham Leoncio Bravo, asesinados junto a Taefy al ser tiroteados por un conductor de la Policía afgana en la ciudad Qala e Naw, cuando estaban dando clases de formación a un grupo de agentes de ese país.

Según el ministro, los tres murieron en un país "lejano geográficamente, pero no desde el punto de vista de los conceptos de humanidad, de convivencia y de búsqueda de la paz y de la justicia, por los que sí que merece la pena morir".

En el acto ha intervenido, asimismo, la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, quien ha trazado un breve perfil de la vida del intérprete y de su firme convicción en los principios de los Bahá'í: igualdad entre hombre y mujer, apoyo a los pobres y fe en la paz.

Ataollah Taefy abrió un negocio de alfombras en Cuarte de Huerva que se vio afectado desde el comienzo de la actual crisis económica, lo que le llevó a entrar en el ejército español como intérprete en misiones de paz.

La directora general ha destacado que en la misión que desempeñaba en Afganistán fue víctima de un atentado terrorista que "le robó el futuro, pero no su legado y sus ideales, los cuales permanecen en su mujer".

Un portavoz de la comunidad Bahá'í en Aragón, José Luis Fanlo, ha explicado que Taefy tenía una profunda convicción en la unidad del género humano, uno de los principios de su fe, y en la hospitalidad como norma de vida.

La comunidad Bahá'í de Aragón, perseguida y acosada en su país de origen, Irán, está compuesta por 160 miembros.

Etiquetas