Despliega el menú
Aragón

Educación

Serrat admite que las becas de comedor y libros han sido el "punto rojo" del curso

La consejera ha defendido su gestión ante las críticas de la oposición, que tacha de "caótica, angustiosa e insostenible" la situación de la educación.

La consejera de Educación, Dolores Serrat, ha asegurado que el inicio del curso escolar se ha desarrollado con normalidad, aunque ha admitido que ha tenido como "punto rojo" las becas de comedor y de libros, que hay que solucionar. 

Así lo ha afirmado en una comparecencia en el Pleno de las Cortes para informar del inicio del curso a petición del PSOE, cuya portavoz en el debate, Mayte Pérez, ha responsabilizado al Gobierno de la situación "caótica, angustiosa e insostenible" que vive la educación.

Según Pérez, la situación es "mucho peor" que el curso pasado, con mil profesores menos a pesar del aumento de alumnos, con familias que no pueden asumir el aumento de los costes, con docentes que están "clamando" al Ejecutivo que no pueden afrontar el servicio de educación con calidad y con protestas, "cada día más numerosas".

El Gobierno, en su opinión, está haciendo que el control del déficit lo asuman las familias, a las que "asfixian" con el pago de los libros de texto, y en casi todas las aulas hay niños que carecen de ellos porque sus familias no han podido asumir el coste medio de 300 euros, y por el aumento del precio de comedor, el tercero más alto entre las comunidades autónomas, y eso lleva, ha dicho, al "desmantelamiento" de la escuela pública.

Por contra, Serrat ha recalcado que el inicio del curso no se puede abstraer de la realidad de la crisis, que obliga a todos a hacer "sacrificios", ha reconocido que se han producido movilizaciones y hay "descontentos", pero ha destacado que gracias al esfuerzo de los equipos directivos y de los docentes el curso ha comenzado con normalidad y la situación "para nada es peor" al inicio del curso del año pasado.

Ha destacado que más del 99 por ciento de los alumnos se han escolarizado en uno de los centros escogidos (más del 96 % en la primera opción), que la ratio de media solo ha subido en un alumno por aula, que solo se ha dejado de contratar a 445 interinos y que se ha mejorado la oferta formativa, entre ellas en FP.

Becas

Ha admitido, no obstante, que el "punto rojo" del inicio del curso han sido las ayudas para libros y comedor, y se buscarán soluciones para aquellas personas que cumpliendo los requisitos vean satisfecha su demanda, aunque ha apuntado que el comedor no es educación, sino un servicio complementario.

Sin embargo, Pérez ha acusado a la consejera de "mentir y de engañar a la sociedad" al ofrecer datos que "enmascaran" la realidad, porque en las ratios mezcla las de las grandes ciudades con las de los centros rurales agrupados para hacer la media y olvida, respecto del número de docentes menos en las aulas, las jubilaciones.

Además, ha denunciado que ha bajado un 30 por ciento el número de usuarios de comedor porque el gobierno ha subido el precio de manera "desorbitada".

Serrat ha replicado que la situación no es peor que hace un año y que eso no se mide con ratios o con número de docentes, sino con resultados académicos.

La salud de los docentes

Además, ha mostrado su preocupación por la "salud" de los docentes, dado que en la primera semana de curso ha habido que sustituir a 187 de secundaria, y en dos semanas, a 420 de primaria, y eso no se puede considerar "normal" y es preocupante, además de por la inestabilidad en el profesorado, por su alto coste.

Gregorio Briz, de CHA, ha tachado de excluyente y elitista el modelo educativo del PP, ha opinado que no invertir en educación es invertir en "subdesarrollo y barbarie", ha acusado a la consejera de utilizar medias para dar un "foto" de la situación "absolutamente distorsionada" y ha indicado, respecto al aumento de ciclos en FP, que la consejería se ha visto obligada a elevar la oferta porque no hay trabajo.

Adolfo Barrena, de IU, ha responsabilizado a la consejera de "mentir" con las cifras de contratación y porque hay alumnos que no tiene libros ni material, e incluso ni mesas por el aumento de ratios y se está aumentando la "pobreza infantil" al excluir a familias de las becas de comedor, y ha afirmado que la política del PP persigue "cargarse" la escuela pública y hacer una sociedad "dual" de ricos y pobres.

María Herrero, del PAR, ha estimado que el inicio del curso se ha efectuado "con la normalidad adecuada a la situación en la que estamos inmersos y ha mostrado su preocupación por las becas de libros y comedor, que habrá que solucionar, pero ha coincidido con Serrat en que el comedor es un servicio complementario y ha espetado al PSOE que si lo considera educación lo tenía que haber incluido en la Ley Orgánica de Educación y transferir fondos a las comunidades.

María José Ferrando, del PP, ha asegurado que el inicio del curso se ha desarrollado, dadas las circunstancias, "anormalmente normal" pese a la "crispación" que en su opinión se encarga de transmitir "concienzudamente" a los aragoneses la oposición, cuya visión "catastrofista" ha criticado.

Etiquetas