Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Dicen que tiene poca dotación

La oposición critica el Plan de carreteras de la DGA

El consejero de Obras Públicas ha comparecido este jueves ante el Pleno de las Cortes, a petición del grupo parlamentario de CHA.

Rafael Fernández de Alarcón en una comparecencia anterior en las Cortes
La DGA modificará la ley de urbanismo, eliminará el Plan Red de carreteras
OLIVER DUCH

Los grupos de oposición en las Cortes de Aragón han criticado este jueves el contenido del avance del Plan de Carreteras, aprobado por decreto el julio pasado, porque consideran que está insuficientemente dotado, es inconcreto e improvisado y no cumplirá sus objetivos al estar supeditado a las posibilidades presupuestarias.

El consejero de Obras Públicas, Rafael Fernández de Alarcón, ha comparecido este jueves ante el Pleno de las Cortes, a petición del grupo parlamentario de CHA, para informar de forma detallada sobre las características del nuevo Plan de Carreteras 2013-2024, que sustituirá al plan red, así como sobre los criterios utilizados para redactarlo y el futuro de las demandas que en él quedan sin atender.

Este plan pretende destinar 1.387 millones de euros hasta el año 2024, de los que más de 519 se destinarían a mantenimiento y conservación (en el que se incluye el coste de las brigadas de carreteras), 12 a vialidad invernal, más de 586 a obras de construcción y mejora, 90 a seguridad vial, más de 117 a gestión coordinada y convenios de colaboración con otras administraciones públicas (Estado, comarcas y diputaciones provinciales).

Los 586 millones que se destinan a construcción y mejora se invertirán en obras que ya están en "avanzado estado de proyecto" y a la redacción de "alguna nueva", sobre todo variantes y travesías de población.

El plan destina 62 millones de euros a gestión de personal de los servicios generales y gasto corriente, lo que supone un cuatro por ciento del total frente al 48% que destinaba el Plan Red a este concepto.

Las posibilidades presupuestarias "son las que son", ha dicho el consejero, y con ellas hay que ser "eficiente", y en este caso ha recordado que el Plan Red "no era posible" por la falta de financiación.

Es, además, un plan a débito, y no a crédito, para evitar excesivos gastos financieros.

Por eso se ha impulsado este Plan de Carreteras, con el objetivo de colaborar al desarrollo económico y del empleo, incrementar la seguridad vida y mejorar la vertebración, potenciando el equilibrio del sistema de ciudades.

En este sentido, durante el tiempo de vigencia se estima que hará posible la creación de 5.748 puestos de trabajo y generará un valor añadido bruto de 285 millones de euros.

No obstante, ha recordado que el propio avance reconoce que será "difícil" conseguir, en los primeros años de vigencia del plan, la inversión prevista, por la complicada situación económica, y por eso la inversión "se acomodará cada año" a las disponibilidades presupuestarias".

La oposición, sin embargo, se ha mostrado escéptica con este plan, que para José Ramón Ibáñez, del PSOE, es "una cortina de humo" para tapar que "lo primero que hizo este gobierno fue cargarse el Plan Red", y "quieren echar el muerto a las empresas concesionarias por no haber podido obtener financiación" cuando fue el propio gobierno de Aragón "quien se encargó de que no la tuvieran".

Es un plan "improvisado, sin plazos, sin rigor y sin participación", ha añadido el diputado socialista, quien ha criticado que "sólo poniendo medias suelas en las carreteras no se desarrolla el territorio".

También para el parlamentario de CHA Gregorio Briz el avance es un plan "para cerrar la brecha del Plan Red", y está elaborado "sin concreción y a largo plazo", además de que llega tarde y en él "todo queda condicionado a las partidas presupuestarias", sin determinar las actuaciones concretas.

Miguel Aso (IU) se ha preguntado, por su parte, por las posibilidades reales de que el Gobierno de Aragón encuentre financiación para el Plan de Carreteras si fue precisamente la falta de ella lo que el gobierno adujo para abandonar el Plan Red.

También ha pedido presupuestos para obras concretas y no generalidades.

Por los grupos que apoyan al Gobierno, el aragonesista Manuel Blasco ha insistido en que es importante porque "sustituye" al Plan Red, impulsado por el PAR en la anterior legislatura, mientras que el popular Javier Campoy ha rechazado las acusaciones de la oposición y ha dicho que el avance es "genuino, pensado, meditado, creativo y técnicamente impecable".

Etiquetas