Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Sanidad

Aragón comienza a enviar facturas a otros países por asistencia a irregulares

El consejero aragonés de Sanidad ha dicho que es una medida que se ha implantado con naturalidad y ha alabado el comportamiento de los ciudadanos.

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván
Oliván prevé externalizaciones de servicios y recortes en el gasto farmacéutico
JOSE MIGUEL MARCO

El Gobierno de Aragón ha comenzado a enviar facturas a otros países por la asistencia sanitaria a inmigrantes irregulares, ha informado este martes el consejero Ricardo Oliván, quien ha dicho que no están ocurriendo situaciones diferentes a las que había hace dos meses.

Sin embargo, Caterina Belsué, portavoz de la Plataforma por la Salud Universal, ha subrayado que no todo sigue igual cuando antes los irregulares tenían una tarjeta sanitaria y ahora deben firmar un papel antes de entrar en la consulta y se les entrega una factura de la que van a tener que responder.

Oliván y Belsué han hecho estas declaraciones a los medios de comunicación antes de la reunión del Foro de la Inmigración en Aragón, que ha presidido el consejero, quien ha explicado a sus miembros la atención sanitaria que se ofrece a los inmigrantes irregulares como consecuencia de la aplicación del decreto de aseguramiento.

Al consejero, según ha dicho, no le consta ninguna incidencia fuera de lo normal y "no están pasando cosas diferentes de las que pasaban hace dos meses".

Oliván ha agregado que es una medida que se ha implantado con naturalidad, al tiempo que ha alabado el comportamiento de los ciudadanos y también de los inmigrantes irregulares, a los que ha pedido, a través de las asociaciones y de otros foros, que se dirijan a la sanidad con la misma confianza de siempre.

"Pero siempre que sea estrictamente necesario, algo que también pedimos a todo el mundo, y que una vez allí que sean atendidos en igualdad de condiciones que anteriormente", ha subrayado el consejero.

Sin embargo, ha dicho que otra cosa son las cuestiones administrativas en relación con el tratamiento a nivel de facturación de las actuaciones que el médico correspondiente tenga con cada persona.

Unas facturaciones que se enviarán en función de los casos, ya que entre los no asegurados hay personas con recursos y otras sin ello, una cuestión que según ha informado la determinará un asistente social.

Este asistente evaluará la capacidad económica de cada persona en función de unos criterios que se utilizan para otros muchas procedimientos con la administración que conocen perfectamente los inmigrantes, ha explicado.

Según esa evaluación, cuando la persona tenga recursos suficientes para abonar la asistencia sanitaria, con el margen necesario para que pueda seguir haciendo su vida normal, la abonará.

En el caso de que no tenga recursos y se trate de cuestiones que recoge el real decreto, como urgencias, embarazos, parto y posparto y menores, se dará una "factura en la sombra", para que conste la cantidad pero que no quede como deudor de la sanidad.

El consejero ha informado de que las facturas se emitirán y que siempre habrá un deudor, pero cuando no haya recursos, como es habitual entre los inmigrantes irregulares en Aragón, se le requerirá el pago al país de origen.

En este sentido, ha señalado que ya están empezando a emitir facturas a otros países, aunque no ha dicho a cuales, y ha agregado que algunos como Ecuador quiere plantear una ampliación del convenio de bilateralidad para recoger estas cuestiones.

Por su parte, Caterina Belsué, como portavoz de la Plataforma por la Salud Universal, que agrupa a muchas entidades, ha explicado que es muy pronto para valorar como se está aplicando el decreto ley en Aragón porque lo normal es que en los centros de salud no haya problemas, ya que les entregan un papel y si lo firman entran y sino no entran.

Y será en las asociaciones u otros sitios donde empezarán a llegar denuncias si se produce alguna irregularidad, ha agregado.

"Lo que no puede decir es que todo sigue igual, porque antes tenían una tarjeta sanitaria a la que se les asignaba un médico de familia al que pedían cita como cualquier otro ciudadano", ha dicho Bersué.

Y en este momento, al no tener tarjeta sanitaria, tienen una factura de la que van a tener que responder después, ha señalado, al tiempo que se ha preguntado si a la hora de conseguir los papeles se van a tener en cuenta esas deudas sanitarias.

Asimismo se ha referido al papel que se entrega en el centro de salud para que lo firmen y de la dificultad para entenderlo, por lo que ha solicitado que se haga otro más comprensible, e incluso en varios idiomas.

Otra cuestión que planteará la plataforma es que se les informe de las tarifas sanitarias que se les van a cobrar para que sepan lo que van a tener que pagar antes de firmar y que como en los bares los precios deberían estar a la vista de todo el mundo.

Etiquetas