Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Sanidad

Oliván tiene la esperanza de evitar la huelga

El consejero aragonés de Sanidad se reúne esta semana con los principales sindicatos del sector para negociar y buscar "puntos de encuentro".

El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván
Oliván prevé externalizaciones de servicios y recortes en el gasto farmacéutico
JOSE MIGUEL MARCO

El consejero aragonés de Sanidad, Ricardo Oliván, ha subrayado este lunes que espera encontrar puntos de encuentro con los sindicatos de sanidad, con los que se está reuniendo, para evitar la huelga anunciada y ha afirmado que "hasta el último minuto, del último día, hay tiempo para resolverlo".

Oliván ha informado de que ya se ha reunido con el sindicato de médicos de especializada, CESM, y de que este lunes lo hará con el de enfermería, Satse, y el de salud primaria, Fasamet, y que entre el martes y el miércoles se entrevistará con el resto de organizaciones sindicales, CC.OO., UGT y CSI-F.

"Espero que en estas reuniones, que tienen un ámbito de diálogo más político que técnico, encontremos algún punto de encuentro para que ya a nivel técnico se avance en la resolución de los temas", ha agregado en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en el Consejo Aragonés de Servicios Sociales.

Sobre los puntos más complicados, ha dicho que de la mayoría de los diez planteados corresponden a normativas de obligado cumplimiento en Aragón o bien del Estado, como las 37 horas y media o las jubilaciones.

Porque según Oliván "no es que el Salud haya decidido unilateralmente plantearlas, sino que tiene obligación de trasladarlos al ámbito de la sanidad".

Solo tres cuestiones tienen que ver "expresamente" con el ámbito sanitario, que es voluntad el plantearlas y es donde tienen margen de negociación, ha informado el consejero, quien ha dicho que algunas tienen que ver con primaria y otras con todo el colectivo sanitario.

En su opinión, "hay puntos suficientes como para por lo menos hablar y esperar por parte de los sindicatos alguna propuesta que hasta la fecha no se ha producido".

Se ha mostrado optimista por el hecho de que los sindicatos se sienten a hablar, que para Oliván es un ámbito de negociación que se tiene que dar en estos casos, más político, no de solucionar el problema en la reunión sino de "buscar puntos de conexión por pocos que sean para intentar, a nivel técnico, profundizar en ellos e intentar acercar posturas".

Y es que para el consejero no se trata tanto de cuestiones económicas, sino de abrir la participación de los sindicatos a la resolución de los temas que afectan a la sanidad.

"Es allí donde estoy intentando aportar mi afán, por tener una colaboración por parte de los sindicatos, a sabiendas de que la situación en Aragón y en el conjunto de España determinaba que había que hacer cosas", ha subrayado.

Aunque ha dicho a continuación que, a lo mejor, había que hacerlas con más pausa y más detenimiento, "pero estamos obligados a hacerlas más rápidamente de lo que nos hubiera gustado y eso lo saben los sindicatos". 

Etiquetas