Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Salud pública

Los veterinarios temen un aumento de enfermedades transmitidas por animales

Estiman que el aumento del IVA reducirá la atención a los animales y "un menor control de enfermedades zoonóticas que afectan a los ciudadanos"

El Colegio de Veterinarios de Zaragoza ha manifestado que el aumento del IVA, efectivo desde este mes y que en este sector se ha incrementado del 8 al 21 por ciento, provocará un descenso en las visitas de los propietarios de animales a las clínicas veterinarias, lo que acarreará "un menor control de enfermedades zoonóticas transmisibles al ser humano", ha explicado la entidad.

El retraimiento de visitas, provocado por el aumento del IVA, "puede causar un aumento de enfermedades que afectan a los ciudadanos y que son trasmitidas por animales como la rabia, la sarna, la tuberculosis o leptospiras o hidatidosis, entre otras", ha relatado el colegio en un comunicado.

Por eso, esta organización profesional ha estimado que se debería tener en cuenta que los veterinarios "realizan un servicio sanitario que afecta de forma muy clara y directa a la salud pública" y la subida del IVA en este sector va a afectar "negativamente" a toda la sociedad.

Desde el Colegio han señalado que "estamos preocupados porque la subida tan brutal del IVA en un servicio sanitario va a influir directamente en el bienestar animal y pueda haber animales que no se traten correctamente y ello pueda conllevar sufrimiento innecesario y evitable a los animales".

Asimismo, la mayor parte de las clínicas no van a poder asumir la subida del IVA ya que debido a la coyuntura económica llevan unos años acusando un descenso en los precios de los servicios, han agregado.

"Si el beneficio empresarial está entre un 7 y un 12 por ciento de media, es imposible que una subida en los impuestos de un 13 por ciento sea asumida por la empresa", han apostillado.

El Colegio de Veterinarios de Zaragoza ha criticado, igualmente, que coexistan dos tipos de IVA para un mismo servicio ya que las empresas ganaderas pagan un once por ciento menos que los particulares.

Etiquetas