Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Festejos en Aragón

Los pueblos suplen con ingenio la falta de dinero para fiestas

Buena parte de los pueblos aragoneses, los consistorios y las comisiones de fiestas intentan que la crisis no afecte demasiado a la diversión de sus vecinos.

Pablo Sebastián. Zaragoza Actualizada 18/08/2012 a las 14:36
8 Comentarios
Movera ya prepara sus fiestasA.A.

En plena temporada alta de fiestas patronales en una buena parte de los pueblos aragoneses, los consistorios y las comisiones de fiestas intentan que la crisis no afecte demasiado a la diversión de sus vecinos y suplen las carencias económicas con más ingenio y participación.

El presupuesto de las fiestas de San Lorenzo de Huesca se ha visto reducido de medio millón de euros a 355.000 en la edición que justo acaba de finalizar, y a 272.000 euros -el más bajo en 10 años- ascendió el presupuesto de la fiestas del Ángel en Teruel. Y esta situación se repite a lo largo y ancho de la comunidad.

Una de las medidas más recurrentes a la hora de ajustar los presupuestos de las fiestas patronales es reducir días, como en las localidades zaragozanas de Cosuenda o Used, con lo que se ahorran un día de festejos taurinos, que es en lo que se va la mayor parte de los presupuestos de las fiestas.

En las fiestas de Cosuenda, la próxima semana, habrá solo ocho festejos taurinos cuando ha llegado a celebrar hasta 12, lo que supone un tercio de recorte, en la línea del ajuste general de los últimos años, según ha indicado a Efe su alcalde, Óscar Lorente.

Una sesión de vaquillas cuesta alrededor de 2.500 euros, porque al propio espectáculo hay que añadirle seguros, asistencia médica o director de lidia, pero es complicado prescindir de este tipo de actos, muy arraigados en buena parte del territorio.

Incluso en Cariñena -que celebrará sus fiestas patronales en el mes de septiembre- han aumentado los festejos taurinos este año. Para ello, los han externalizado y han aumentado la cuota del abono de la plaza de toros.

Otra solución recurrente es la participación de peñas y asociaciones, algo que ya era habitual. Así, en Used, sus casi 30 peñas se reparten año a año las diferentes actividades: juegos infantiles, recenas, meriendas, taquilla del pabellón, etc.

Las orquestas, que tradicionalmente amenizan los bailes en los pueblos aragoneses, tampoco se han librado del ajuste, ya que son varios los ayuntamientos que han optado por conjuntos más económicos.

Del mismo modo, la "disco-móvil" es otra solución barata para cubrir las noches festivas, e incluso en algunos pueblos es la propia comisión de fiestas la que pincha las canciones.

La vía de los ingresos supone otro modo de ajustar los presupuestos y en la inmensa mayoría de los pueblos de menor población los vecinos pagan cuotas que oscilan entre los 27 euros y más de 40 en algunos casos.

En este sentido, en Alpartir (Zaragoza) han optado por ofrecer un cartel de calidad con entrada gratuita, por lo que la afluencia de gente de otras localidades es mucho mayor y pueden sacar más dinero por la subasta de la barra.

Ésta, junto a un trabajo continuo de la comisión de fiestas desde el mes de enero comparando presupuestos para acomodar la programación a las cuotas, es la estrategia de ahorro que siguen en Alpartir porque, como dice su alcaldesa, Marta Gimeno, "las fiestas son muy importantes, pero tenemos que entender que hay servicios prioritarios".

El ajuste en esta última localidad asciende a 6.000 euros para las últimas fiestas -que tuvieron lugar en junio- aunque se mantiene un déficit de 13.500 euros, algo menor que el de Cosuenda, que asciende a 16.000 euros, a pesar de que se ha reducido a la mitad en los últimos cinco años, mientras que otros municipios como Albeta o Used se encuentran en una situación de equilibrio presupuestario.

Mayor ha tenido que ser el ajuste en Cariñena, donde en 2007 se gastaban hasta 168.000 euros en las fiestas y para este año tienen presupuestados 90.000 euros, según ha indicado a Efe su primer edil, Sergio Ortiz.

"No necesariamente para que la gente se lo pase bien hay que gastar dinero", ha añadido el alcalde, que además cree que el producto ahora es mucho mejor aun con menos dinero.

El año pasado se lanzó la campaña "Yo Colaboro", mediante la cual se regalaba una chapa a todo aquel que contribuyera con 10 euros a las fiestas cariñenenses, pero fue "un rotundo fracaso".

Otras fuentes de ingresos fundamentales son los sorteos, loterías o los tradicionales bingos que se celebran en los descansos de los bailes o las vaquillas.

No obstante, algunos como la alcaldesa de Used, MªCarmen Sánchez, afirman que "siempre ha habido recortes" y que se dedican a "administrar miserias".

Además, ha lamentado que haya familias que ya no se queden a las fiestas por el enorme gasto que suponen.
En definitiva, los pueblos aragoneses siguen celebrando sus fiestas patronales y hay algo en lo que ni gobiernos, ni mercados, ni agencias de calificación podrán recortar: las ganas de diversión de los vecinos.


  • pantoza20/08/12 00:00
    ¡ Que ingenio ni que narices ! Se suben los bonos y se alarga la edad hasta la que se es mozo/a de cotizar. Y por supuesto a la hora de contribuir al pago de sus fiestas se equipara por una vez al año a los no vecinos con los vecinos de todo el año.
  • José S.19/08/12 00:00
    Y digo yo, todos estos municipios fiesteros, ¿por qué no usan ese mismo ingenio para solucionar o paliar la salvaje recesión económica que nos está arrasando en estos momentos y así no tener que usar ese mismo ingenio para suplir la falta de dinero? ¡Qué siga la fiesta y comeremos piedras! Un saludo.
  • zaragozana19/08/12 00:00
    Señores, con la que esta cayendo no deberíamos pensar en fiestas, reflexione Sr. Alcalde, todavía tiene 2 meses de tiempo antes del Pilar. Mi consejo: AUSTERIDAD POR SOLIDARIDAD, con la gente que lo esta pasando tan mal
  • colerid19/08/12 00:00
    ingeno y qué narices.... en una fiesta española sólo hace falta alcohol, alcohol y alcohol. Ah...y borrachos.
  • Q18/08/12 00:00
    Habría que hacer un cálculo de lo que se ha tirado por la ventana en los años de bonanza. Qué fácil era hacer con mucho presupuesto unas buenas fiestas. Ahora toca, en los pueblos, que los grupos locales de cualquier tipo salven las fiestas patronales porque no hay pasta. Antes, se contrataba a gente con un caché muy alto y los locales no tenían ni oportunidad. Había algún pueblo en el que hacían hasta 3 o 4 tiradas de tiro al plato, que para eso le gustaba mucho al concejal organizador de los festejos y tiraban los de su cuerda y familia. Ahora no hay tiro al plato, pero en primavera se le organiza una feria de caza y tiro a su medida, que nadie sabe lo que al Ayuntamiento local le cuesta, directa e indirectamente. Pero como decía el alcalde que iba en la procesión por los charcos: Para esto mando. ¿Sabemos de que pueblo grande se trata?. Yo, por supuesto, sí.
  • Spain is diferent18/08/12 00:00
    España arruinada, ERES por todas partes, miseria, recortes, ruina, hambre, etc... y en este pais pensando en gastar en fiestas. Reduzcan dias, financiese con el que pueda pagarselas y dejen de endeudar a un pueblo por unas fiestas. Diversion 7 dias y ruina y hambre el resto del año. es que nos merecemos lo que tenemos. Pensemos en el vecino desahuciado, que no tiene para comer, seamos solidarios y dejemos de fiestas. ES QUE CON FIESTAS Y FUTBOL TODO SOLUCIONADO....
  • venga ya18/08/12 00:00
    Me apostaría algo a que cuando quede poco para las elecciones municipales las fiestas volverán a ser como hasta hace poco haya dinero o no haya dinero ya que cuando quede poco tirarán la casa por la ventana y dirán con la austeridad que ha habido estos tres años anteriores hemos puesto la economía del ayuntamiento en positivo y el pueblo se merece volver a las fiestas de antes y bla, bla, bla y a volver a lo mismo de siempre, semos así.
  • José18/08/12 00:00
    El problema no es que los pueblos no tienen dinero, porque sus habitantes continúan pagando impuestos y cada día más, el problema es que más del 30% de los impuestos se emplean para gastos de personal y qué casualidad que estos gastos se incrementan cada año. No puede ser que una población de 900 habitantes tenga un presupuesto de 1,8 millones de euros (2.000 euros por habitante, 8.000 una familia de cuatro personas) y 0,6 millones de euros se utilicen para gastos de personal, y claro luego no hay dineros para fiestas, la fiesta es para los elegidos.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo