Despliega el menú
Aragón

En Aragón

La crisis multiplica por siete el número de alumnos de másteres

Más de 1.800 estudiantes realizan uno de estos cursos en la Universidad de Zaragoza -frente a solo 271 en 2007- para completar su formación ante la falta de ofertas de empleo.

Estudiantes de la UZ
La crisis multiplica por siete el número de alumnos de másteres
A. ALCORTA

La crisis económica ha despertado un enorme interés por los másteres y títulos de postgrado. Las escasas ofertas de empleo a las que pueden optar los nuevos graduados universitarios llevan a que miles de jóvenes prefieran invertir su tiempo en enriquecer su currículo antes que vagar por las oficinas del Inem.

El cambio de tendencia ha sido tal que en solo cinco años, el número de estudiantes matriculados en los másteres ofrecidos por la Universidad de Zaragoza se ha multiplicado por siete, pasando de 271 en 2007 a más de 1.800 en la actualidad.

A los beneficios de la especialización del alumno, que ve cómo se pueden ampliar sus expectativas profesionales, se une la reciente normativa del Plan Bolonia. Con la llegada del nuevo Espacio Europeo de Educación Superior, todo aquel que quiera optar a un doctorado deberá obtener previamente un título de máster.

De esta forma, los campus se vieron forzados a ampliar la oferta de este tipo de cursos, que quedan configurados como un escalón intermedio entre la titulación universitaria básica y el doctorado.

“Solo tenemos dos opciones: o salir al extranjero para aprender inglés o estudiar un máster”, comenta Nuria López, una joven zaragozana que está decidida a cursar un curso de postgrado en Gestión Cultural. Como ella, cientos de estudiantes ven clara la necesidad de este tipo de aprendizaje. Según un estudio de la consultora Círculo Formación, la tasa de paro entre los profesionales con máster se situó en el año 2011 en el 7,6%, más de tres veces inferior al desempleo del total de la población activa, que fue del 23%.

“Quienes tienen estudios de posgrado presentan también mejores datos de ocupación que quienes solo tienen la titulación universitaria, que presentaban casi un 12% de desocupados a finales del pasado año”, señala el informe. Además, los profesionales con estudios de posgrado tienen menos temporalidad: el 16% de los posgraduados, frente al 18% de los universitarios y el 21% del total.

En el otro lado de la balanza, el precio. Muchas familias hacen un considerable esfuerzo para pagar la matrícula de los másteres, que oscilan entre los 3.000 y los 6.000 euros, y hay quienes no pueden acceder a ellos. Aún así, las plazas se agotan cada año.

MBA y finanzas, los más demandados

Según los resultados del citado estudio, el 22% de las personas que tenían intención de hacer un máster planeaba realizar un MBA (siglas en inglés de Máster en Administración de Empresas). En segundo lugar, los programas de postgrado más demandados son los especializados en economía, banca y finanzas, que son la primera opción para el 20% de los sondeados; en tercer lugar se encuentran los masters en márquetin, diseño y comunicación, que eran contemplados por el 17% de los encuestados.

En cuanto al tipo de centro en el que preferían cursar sus estudios, al 42% de los preguntados le resulta indiferente realizar su especialización en un centro público o privado. Por su parte, el 36% tenía previsto optar por un centro privado, mientras que el 22% prefería ampliar su formación en una institución académica pública.

Etiquetas