Aragón

Nuevo proyecto de ley de lenguas

La nueva ley de lenguas elimina la normalización del uso del catalán en Aragón

La ley reconoce las lenguas y modalidades habladas en Aragón como inequívocamente aragonesas y distingue dos zonas Pirineo y Área Oriental.

La nueva Ley de Lenguas de Aragón, que deberá ser aprobada en las Cortes en los próximos meses, recogerá y protegerá la pluralidad lingüística de la comunidad en dos zonas concretas -Pirineo y Área Oriental-, pero elimina del documento la normalización del uso del catalán.

El Consejo de Gobierno ha aprobado el proyecto de ley de uso, protección y promoción de las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón, un texto que protege las modalidades propias como el mejor testimonio del patrimonio cultural de la comunidad.

El ejecutivo cumple de esta forma su compromiso de modificar la actual Ley de Lenguas para proteger y desarrollar las modalidades lingüísticas y derogar, al mismo tiempo, aquellos aspectos que imponen la denominada normalización del catalán y el aragonés.

El proyecto de ley será remitido ahora a las cortes para su tramitación parlamentaria, ha indicado el consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno aragonés, Roberto Bermúdez de Castro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

El texto recoge las lenguas habladas en Aragón como aragonesas

El texto aprobado reconoce las lenguas y modalidades habladas en Aragón como inequívocamente aragonesas y distingue dos zonas, una de utilización histórica de la lengua aragonesa propia de las áreas pirenaica y prepirenaica y otra zona de utilización histórica predominante de la lengua aragonesa propia del área oriental de la comunidad con sus modalidades lingüísticas.

El Gobierno de Aragón será quien declarará estas zonas y municipios de utilización, oídos los ayuntamientos afectados, que podrán, por su parte, establecer la denominación de su modalidad lingüística por razones históricas y culturales.

El proyecto de ley reconoce el derecho de los hablantes a usar las lenguas y modalidades lingüísticas propias y garantiza que se promoverá su recuperación y enseñanza en las zonas de utilización, teniendo en cuenta siempre que su aprendizaje es voluntario.

En este sentido el texto se caracteriza por ser facultativo, eliminando cualquier aspecto impositivo en materia lingüística, explica el gobierno en un comunicado.

Así, garantiza que en las zonas de utilización los ciudadanos podrán dirigirse a las administraciones públicas en las lenguas y modalidades propias de Aragón, dando a las administraciones la posibilidad de contestar en ellas.

Desaparece el Consejo Superior de Lenguas Aragonesas

El Gobierno de Aragón contará con el asesoramiento de la Academia Aragonesa de la Lengua, una institución científica oficial que fijará las normas de uso de las lenguas y modalidades lingüísticas propias.

Se unifican de esta forma la Academia de la Lengua Aragonesa y la Academia Aragonesa del Catalán y desaparece además el Consejo Superior de las Lenguas de Aragón.

Etiquetas