Aragón

Patrimonio

Los conjuntos históricos de Ejea y Jabaloyas ya son Bien de Interés Cultural

Entre las medidas de protección fijadas por el Gobierno de Aragón está la de recuperar elementos tradicionales que se han ido perdiendo con el paso del tiempo.

Ejea de los Caballeros (Zaragoza) María José Padras
El álbum de los aragoneses_4
LECTORES

El Gobierno de Aragón ha declarado Bien de Interés Cultural (BIC) los conjuntos históricos de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) y Jabaloyas (Teruel), lo que supone que sus ayuntamientos tendrán que llevar a cabo una serie de medidas para proteger sus cascos históricos.

En el caso de la capital de las Cinco Villas, a partir de ahora estará protegido el antiguo recinto amurallado, y el Departamento de Educación, Cultura y Deporte ya ha establecido una serie de medidas de tutela que el Ayuntamiento de Ejea deberá tener en cuenta, aunque ya dispone de un Plan Especial de Reforma Interior que regula cualquier actuación urbanística y que ahora deberá ampliar.

Entre las medidas fijadas por el Gobierno de Aragón está la de recuperar elementos tradicionales que se han ido perdiendo con el paso del tiempo como los encalados de jambas y dinteles de los huecos de fachada.

El casco histórico de Ejea de los Caballeros conserva su impronta medieval, con una parte alta del recinto amurallado que mantiene las mismas trazas de la alcazaba islámica y la aljama judía, y una zona baja donde se ubicó el caserío musulmán y donde se realizó la posterior ampliación cristiana y donde se encuentran los principales ejemplos de arquitectura renacentista y barroca de los siglos XVI-XVIII.Recuperar elementos de las fachadas

En el caso del municipio turolense de Jabaloyas, hasta ahora no existía un área de protección delimitada.

Entre las medidas de tutela que se han establecido para Jabaloyas está la de potenciar la recuperación de elementos tradicionales de la localidad como las fachadas.

Cualquier actuación urbanística deberá respetar además la volumetría de las edificaciones y los materiales típicos, como la piedra y los enfoscados con mortero de las fachadas, las cubiertas inclinadas de teja o los aleros y carpinterías de madera.

Además, las instalaciones urbanas, eléctricas o telefónicas deberán ir soterradas y se tendrá que limitar el tráfico rodado y el aparcamiento, así como elaborar un plan de protección de su conjunto histórico, que deberá recibir el visto bueno de la Comisión Nacional de Patrimonio. 

Etiquetas