Aragón

Universidad de Zaragoza

Las matrículas de la Universidad subirán el 3,6%

El incremento, similar al del pasado año, supone entre 33 y 56 euros por curso académico.

Las matrículas de la Universidad de Zaragoza subirán el 3,6% el próximo curso, un porcentaje similar al pasado año, lo que supondrá un incremento de entre 33 y 56 euros por curso académico según el grado de experimentalidad.

Así lo han anunciado hoy la consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, Dolores Serrat, y el rector, Manuel López, a los medios de comunicación tras la reunión de la comisión mixta Gobierno de Aragón-Universidad de Zaragoza en la que se ha tratado, como único punto, la política de precios públicos para el curso 2012-2013.

La propuesta acordada en la comisión deberá tener ahora el visto bueno del Consejo Social de la Universidad, que tiene previsto reunirse a finales de mes, y que lo elevará al Gobierno de Aragón para su aprobación definitiva.

El rector ha precisado que en la reunión de este lunes se ha acordado que la propuesta básica de subida fuera equivalente a la del curso anterior, es decir, el IPC muy poco corregido, por lo que se habla de un incremento de un 3,6 por ciento para las primeras y segundas matrículas.

Sin embargo, López ha mostrado su desacuerdo con los incrementos que se plantean en el real decreto ley del Ministerio de Educación respecto a las terceras y cuartas matrículas, y que siguen defendiendo que sea un 3,6 por ciento, aunque ha señalado que afectan a "poquísimos" estudiantes.

En este sentido, la consejera ha dicho que esas terceras y cuartas matrículas que afectan a menos del uno por ciento de estudiantes habrá que establecerlas una vez vista la propuesta del Consejo Social en función de los porcentajes que marca el real decreto, una norma que es aplicable y que "como comunidad autónoma" no se la pueden saltar.

El rector ha transmitido el mensaje de que tras la reunión las tasas universitarias públicas en Aragón "van a seguir comportándose de la misma manera que hasta ahora" y que "no" será suficiente para solucionar los problemas de financiación de la institución, que no pretenden resolver con las matrículas.

La consejera ha explicado que el acuerdo al que se ha llegado traducido en "términos reales" sería entre 33 y 56 euros al año según sea una titulación experimental o no (ciencias o letras), es decir, similar a la subida que han tenido en años anteriores las tasas de matrícula en la Universidad de Zaragoza, que ahora trasladará la propuesta a su Consejo Social.

Serrat ha agregado que espera que la comunidad universitaria "sea consciente del esfuerzo que se está haciendo, del margen de flexibilidad que se han dado a la hora de modificar los criterios y del grado de compromiso que hay entre el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza".

Ha subrayado que prima sobre todo la voluntad del encuentro y de buscar la "mejor solución" para "nuestra universidad, nuestros alumnos y nuestro futuro".

Sobre la repercusión de este incremento en el ahorro pedido por el Gobierno central a las comunidades autónomas, la consejera ha indicado que a la Universidad de Zaragoza "la tenían ya en los términos que correspondían" y que, posiblemente, tiene una financiación por debajo de la de otras CCAA y que, por lo tanto, no se le ha pedido más esfuerzo.

En el presupuesto de la Comunidad aragonesa no se le han reducido las transferencias básicas ni los complementos y, verdaderamente, donde ha habido una reducción de partidas ha sido en materia de infraestructuras, ha recordado.

"Entendemos que esta subida será suficiente para compensar las necesidades que tiene de financiación la Universidad de Zaragoza y en todo caso seguirán trabajando cara al futuro", ha afirmado.

Sobre los máster, la consejera ha informado de que están pendientes del grupo de trabajo que se ha creado entre los rectores y el Ministerio para determinar cuáles son los habilitantes y cuáles no, porque para los primeros se les aplican las mismas tasas públicas que a los grados, en torno al IPC, y para los segundos, los incrementos serían superiores, con un único precio y en la banda más baja del real decreto.

El rector ha señalado que si las matrículas subieran mucho disminuiría el número de alumnos y que la institución, unido a su aspecto social, lo que quiere es que "suban razonablemente, lo mínimo y que los estudiantes vengan a la universidad".

Mientras que la consejera ha agregado que la Universidad de Zaragoza aspira a ser competitiva y por lo tanto a captar estudiantes y tener mayor número de matrículas, que "eso sí repercute en los ingresos" de la institución.

En cuanto a la deuda del Gobierno de Aragón con la Universidad, el rector ha informado de que la Consejería con los siete millones aportados tiene pendiente otros dos, pero les quedan pendientes diez de otros departamentos, como Industria, Economía o Salud.

Y sobre la factura pendiente con Endesa, ha explicado que no cree que habrá corte de suministro de la luz porque harán todo lo posible por negociar y que la compañía eléctrica será su primer proveedor pendiente de pago en la lista de cobro.

Etiquetas