Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Solidaridad

“Cuando realizas un viaje solidario necesitas repetir”

Decenas de aragoneses participan cada verano en diferentes proyectos de cooperación al desarrollo que organizan diferentes oenegés de la Comunidad.

J. L. G. Zaragoza Actualizada 10/06/2012 a las 00:48
10 Comentarios
Alodia y Víctor se preparan para viajar a SenegalJ. L. G.

Bolivia, Nicaragua, El Salvador, Senegal, La India... Los destinos son variados, pero el objetivo del turismo solidario siempre es el mismo. “Es una forma diferente de ver el mundo. No solo conoces otro país, sino que durante un tiempo te integras completamente en su cultura y, además, ayudas a sus habitantes”, asegura María Pinar, una zaragozana que aprovechó el verano pasado para dar clases en un pueblo de Guatemala y dentro de pocas semanas partirá rumbo a Perú.

No todo el mundo puede permitirse este tipo de experiencias, bien por falta de dinero o de tiempo, pero todos los que han formado parte de uno de estos proyectos lo recomiendan. “Hace dos años estuve unos meses en Perú y cuando volví tenía claro que repetiría. Cuando realizas un viaje así necesitas repetir”, explica Alodia Cester, que a principios de julio iniciará su segunda aventura.

En esta ocasión, cambiará de continente y de compañía, ya que viajará a Senegal junto a su pareja y dos amigos. “Ella me convenció para que hiciéramos algo así, pero yo le convencí a ella de que fuéramos a África”, indica Víctor Clos, quien todavía no es consciente de que en pocas semanas habrá cambiado las calles de Zaragoza por la costa senegalesa.

"Aprendes más de lo que enseñas"


Pero antes incluso de haber comenzado a sumergirse entre maletas, mapas y guías, ya se han encontrado con los primeros problemas. “Justo vamos en el mes del Ramadán, así que me imagino que en ocasiones no será fácil encontrar sitios donde comer durante el día”, dice Cester, quien participará en un programa de escolarización de niños menores de seis años, que en muchas ocasiones no tienen recursos para ir al colegio. “Aprendes mucho más de lo que puedes enseñar”, confiesa la joven.

El impacto emocional de estas experiencias en los voluntarios siempre es fuerte, pero en muchas ocasiones se diluye entre la rutina. “Vuelves muy concienciado y te sientes afortunado hasta por darte una ducha de agua caliente, pero te acostumbras rápido a la vida de siempre”, afirma Cester, a quien ni siquiera la rutina le ha hecho olvidarse de ese deseo de repetir la experiencia. “A mi madre no le hace tanta gracia”, concluye esta zaragozana, que ya es un poco peruana y en un mes descubrirá su parte senegalesa.


  • luca12/06/12 00:00
    Mira Frank Dux, ¿qué sabrás tú si soy xenómano o no, si echo pestes de las costumbres cristianas y si tengo complejo de culpa? Que yo sepa en ningún momento he dicho nada en contra de mí cultura. Quizás por el hecho de haber sido educado en esta cultura cristiana, tengo  conciencia, cosa que parece que tú no tienes. Porque si no recuerdo mal, la cultura cristiana predica el amor al prójimo, cosa que parece que tú no tienes. Me da mucha pena que haya gente que piense como tú.  Seguro que eres de los que piensa que la culpa de la crisis es, entre otros, por los extranjeros y que han venido aquí en tiempos de bonanza, nos han quitado el trabajo y ahora huyen a sus países.  ¡¡Qué lastima de verdad!!
  • La verdad desnuda11/06/12 00:00
    Turismo "solidario" le podríamos llamar a esto. Que beunos son y que malvados los demás... cobrando 6000 euros al mes como algunos cooperantes de ONGs yo tambien soy muy solidario. Pijines con mala conciencia.
  • Frank Dux11/06/12 00:00
    luca, estoy seguro que tu xenomanía es tal que mientras justificas y respetas las costumbres musulmanas echas pestes de las cristianas. Típico autoodio a la propia cultura, xenomanía y complejo de culpa progre.
  • Peter10/06/12 00:00
    Josefo, yo no creo que comer y ayudar sean cosas incompatibles. ¿Acaso tú has tenido la valentía de comprate un billete a Cemerún y al menos ir allí a ver si tienen o no un trozo de pan que llevarse a la boca? Yo, al menos, me alegro de que todavía haya jóvenes comprometidos que se interesen por aprender y conocer otras culturas y formas de vida. ¡Ánimo, chicos!
  • Android10/06/12 00:00
    Para Josefo: hay que ser cenizo para, después de leer todo el texto, llegar a esa conclusión...
  • josefo10/06/12 00:00
    Peter, tu ni me conoces ni sabes nada de mi, comenta la noticia y dejate de comentar mi intervención, que esa no tiene la menor importancia. Estarás conmigo en que quien piensa primero en encontrar restaurante y luego en lo que va a hacer en ese país, cuando menos, ha hecho un comentario desafortunado que induce a pensar en que va allí a ponerse la medalla y no a colaborar. Comento el comentartio que figura ern la noticia, no el comentario de otro comentarista por muy en desacuerdo que pueda estar con él, comentar sobre otro comentario no es relevante para el desarrollo de la noticia.
  • Estoy contigo10/06/12 00:00
    Josefo tienes razon enn todos tus comentarios.
  • jarto10/06/12 00:00
    Lo que mas me gusta de las entrevistas, es que en ninguna se empeñan en querernos hacernos solidarios via subvencionesa sus viajes u organizaciones.
  • luca10/06/12 00:00
    Para Josefo. Que yo sepa, y he leído la noticia varias veces, en ningún momento dice que vaya a comer de restaurante. ¿Te has informado alguna vez para hacer un viaje como el que dice la noticia? Yo sí. En ocasiones la ONG paga el desplazamiento y el alojamiento y nada más, el cooperante va allí a poner su esfuerzo y el conocimiento que pueda tener al servicio de los demás y en la mayoría de los casos sin cobrar por ello (¿tú aquí en España trabajas por nada? Ellos sí) En otros casos, es el propio cooperante el que además tiene que pagar todo (viaje y alojamiento incluido)  y va con toda la ilusión del mundo a ayudar a los demás. Por último te diré que  la gente tiene sus costumbres y una persona no es quién para cambiárselas a nadie, pero tampoco tienen porque cambiárselas a uno, lo que hay que hacer es saber convivir. De la misma manera que ellos son musulmanes y durante el mes del Ramadán no comen durante el tiempo que hay luz, los españoles tenemos la costumbre de comer tres veces al día. Todos sabemos lo que hay en el mundo y me imagino que ni tú ni nadie es capaz de llevarse un trozo de pan a la boca si sabes que las otras personas a las que estás ayudando, no tienen nada que llevarse.
  • josefo10/06/12 00:00
    ?Justo vamos en el mes del Ramadán, así que me imagino que en ocasiones no será fácil encontrar sitios donde comer durante el día?, Pero, ¿en que quedamos, vas alli a ayudar o a buscar restaurante? si los de alli no tienen para comer, esta muy bonito que llegue la hora y se les deje en su casa sin un trozo de pan que llevarse a la boca y los ONGeosos se vayan aql restaurante. Come cuando ellos coman y asi sabras lo que ellos estan pasando, que en definitiva es a lo que vas... o dices que vas. Cada día creo menos en las ONGs y en las "ayudas solidarias" de organizaciones en las que participa gente que cobra por ello.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo