Aragón

Tráfico

Apenas 13.000 nuevos conductores al año en Aragón

La crisis reduce el número de nuevos permisos a niveles de hace 30 años. Las autoescuelas cierran ?a un ritmo drámatico?.

Apenas 13.000 nuevos conductores al año en Aragón
HA

El número de nuevos conductores en Aragón sigue en caída libre. El último dato facilitado por la Jefatura de Tráfico señala que el año pasado apenas fueron 13.000 los nuevos permisos expedidos en la comunidad, donde residen 130.000 jóvenes de entre 18 y 25 años.

Se trata de un descenso generalizado en el conjunto del país. Según datos de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), en los tres primeros meses de 2012 se expidieron 131.500 permisos de clase B, el que permite conducir turismos, frente a los casi 200.000 que se emitieron en el mismo periodo de 1981, hace ya 31 años. E

En los últimos cinco años, los nuevos carnés para toda clase de vehículos se han reducido un 45,2% y un 37% los de turismos. Unos datos que coinciden con el hundimiento histórico de las matriculaciones de coches nuevos, que solo el pasado mes de abril cayeron un 21% con respecto al mismo mes del año anterior.

Los precios de los carnés

El precio de las clases de formación y de los exámenes -pese a las continuas promociones y descuentos-, chocan de frente con los apuros en las economías familiares de la comunidad. De ahí que la decisión de sacarse el carné sea pospuesta en el tiempo una y otra vez hasta que amaine la crisis.

“La crisis nos está afectando muchísimo, pero también la guerra de precios”, explica Carlos Bricio, presidente de la Asociación de Autoescuelas de Zaragoza. A su juicio, la denuncia por parte de la UCA ante el Tribunal de Defensa de la Competencia de Aragón, en la que se les acusaba de pacto de precios, ha derivado en una situación insostenible.

“Nunca ha habido un pacto, se trata simplemente de mimetismo de mercado”, señala. La nueva situación “lleva a muchas autoescuelas a trabajar por debajo de coste, a despedir trabajadores o a cerrar negocios a un ritmo drámatico”.

Además, Bricio apunta a la elevada carga impositiva que rige el sector - “somos enseñanza y nos aplican el 18% de IVA”, critica- como parte del problema. “El carné de conducir no es un artículo de lujo, sino de necesidad. Hoy en día es imposible acceder a un empleo sin carné”, concluye.

Etiquetas