Aragón

Proceso de fusión

Bono ve la fusión de Ibercaja como la "mejor posible"

El consejero se ha mostrado satisfecho de que las cajas aragonesas lideren el proceso al disponer de la mayor capacidad económica del grupo.

Economía reduce su gasto en un 15% y se centra en políticas de empleo
CORTES DE ARAGON

El consejero de Economía y Empleo del Gobierno aragonés, Francisco Bono, ha asegurado que el proyecto de fusión de Ibercaja, Caja3 y Liberbank es el "mejor posible" que se podía conformar, aunque ha admitido que le "gustaría" que la sede social del nuevo grupo estuviera en Aragón.

Bono ha hecho estas manifestaciones a los medios de comunicación tras presidir la inauguración de una jornada sobre la internacionalización de las empresas organizada por la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA).

El consejero, quien ha enmarcado esta fusión en el actual contexto de globalización de la economía y del sistema financiero, ha expresado su satisfacción por el hecho de que las cajas aragonesas lideren el proceso al disponer de la mayor capacidad económica del grupo.

"Por tanto -ha resaltado- tenemos unas cajas que liderarán el proceso y que, además, contarán con más recursos que antes para ofrecer a la economía aragonesa".

Tras considerar como "positivo" para Aragón el proceso de fusión, ha asegurado entender que en otras comunidades con menor peso económico no haya sido valorado de forma positiva el proyecto ya que no podrán ostentar una posición de liderazgo.

Ha rechazado, por otra parte, que las obras sociales de las cajas aragonesas se puedan ver afectadas por la fusión, subrayando que "no correrán peligro" si el nuevo grupo gestiona de forma eficiente sus recursos y obtienen beneficios.

El consejero ha explicado a este respecto que "otra cosa es que la concepción futura del banco modifique las obras sociales, que a lo mejor dentro de cinco años son distintas por la propia transformación de la sociedad".

Por su parte, el presidente de la CREA, Jesús Morte, ha valorado a su vez el proceso como el "mejor posible" y el que planteaba menos riesgos para el futuro de las cajas aragonesas, aunque ha expresado su rechazo a las "presiones" ejercidas sobre estas entidades para aumentar su dimensión financiera.

Tras valorar el "gran servicio" prestado por las cajas a la sociedad aragonesa desde hace más de cien años, Morte ha expresado su confianza en la capacidad de los presidentes de las dos cajas de la comunidad para liderar el proyecto y trasladar sus modelos de gestión.

El responsable empresarial, quien ha lamentado la ubicación de la nueva sede social del grupo en Madrid, se ha mostrado convencido de que a corto y medio plazo, la conformación del nuevo grupo no modificará la actuación de las cajas aragonesas en la comunidad.

Ha asegurado desconocer, sin embargo, de qué forma se transformará a largo plazo la "estructura y filosofía" de las cajas y de qué forma afectará a Aragón.

"Si me preguntan cuál hubiera sido la mejor solución, para mí, como empresario, sería que Ibercaja hubiera seguido sola; una buena solución sería Ibercaja y Caja3, y una solución que está por ver es Ibercaja, Caja3 y Liberbank", ha añadido.

Etiquetas