Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Fusión

IU, preocupada por una pérdida de la obra social de Ibercaja y Caja3

Barrena ha dicho que la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y el líder del PAR, José Ángel Biel, "deberían de enfadarse muy mucho".

El portavoz de IU en las Cortes, Adolfo Barrena, ha mostrado su preocupación ante una fusión de Ibercaja y CAI (integrada en Caja3 con Caja Badajoz y Caja Círculo) con Liberbank, por la posible pérdida del carácter territorial de las cajas aragonesas y su obra social y por las repercusiones que tendrá en las posibilidades de financiación.

Ante esta situación, ha dicho en una comparecencia ante los medios en las Cortes, la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y el líder del PAR, José Ángel Biel, "deberían de enfadarse muy mucho" con el gobierno de Mariano Rajoy, porque "cuando mezclas vino bueno con vino malo, solo sale vino malo".

En ese sentido, ha remarcado que Ibercaja y Caja3 han demostrado que forman par "seria y rigurosa" del sistema financiero, que es lo que debería preservarse "por encima de todo". te de la gestión

Ha opinado que la reestructuración del sistema financiero "es una consecuencia más de la política ultraliberal" del PP, que tiene como objetivo "servir a los intereses de los mercados, y en este caso de las entidades financieras".

Tras incidir en que la reestructuración se está "llevando por delante" miles de puestos de trabajo, ha estimado que se está perdiendo una oportunidad de impulsar una banca pública "de verdad", porque a su juicio, Rajoy "es de todo menos partidario de las nacionalizaciones" y lo único que pretende es "socializar las pérdidas" de entidades financieras para después devolvérselas "a los especuladores".

Barrena ha opinado que esta reestructuración del sistema se está haciendo de una manera "indecente", porque el PP se niega a que haya una comisión de investigación sobre lo ocurrido en Bankia y "las responsabilidades que tienen destacados miembros del PP".

El objetivo de la reestructuración, ha agregado, es que solo haya seis o siete grandes entidades financieras, y por eso "imponen" a las cajas aragonesas fusiones con una presión "inaceptable".

Las cajas, ha indicado Barrera, representaban la "pequeñita" parte del sector financiero que cumplían una función social, con una actuación muy pegada a las necesidades de los territorios en los que se asentaban, e Ibercaja y CAI, ha concretado, no han entrado en operaciones "especulativas" como la que ahora "ensombrece" el futuro de Bankia.

Etiquetas