Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Política hidráulica

La Plataforma en Defensa del Ebro pedirá que medie Bruselas para cambiar el plan de cuenca

Aseguran que el actual plan es el equivalente a dos trasvases como el previsto en su día por Aznar.

Las riberas del Ebro
Las riberas del Ebro_8
GUILLERMO CALAHORRA

La Plataforma en Defensa del Ebro (PDE) iniciará una campaña de recogida de firmas para pedir la "intervención" de la Comisión Europea y lograr cambiar el plan de cuenca presentado por el Gobierno, en proceso de información pública hasta el próximo 12 de noviembre.

El portavoz de la PDE Manolo Toms ha mostrado su "preocupación" por cómo se está gestionando el debate y ha avanzado que el traslado a Bruselas de la polémica se dará ante la sospecha de que las alegaciones que preparan no servirán para nada y no serán tenidas en cuenta.

La campaña de recogida de firmas se iniciará el próximo 1 de junio y está previsto que se envíen a la Comisión Europea a mediados de septiembre, al entender que por esta vía podría blindarse la "singularidad" del tramo final del Ebro, donde viven unas 155.000 personas.

Toms ha asegurado que la única intención de la plataforma es "llevar el debate al apartado técnico" y sustraerlo de intereses políticos, ya que la propuesta del Gobierno de mantener el caudal ecológico en la desembocadura en los 106,9 metros cúbicos por segundo conllevará la destrucción del Delta, una mayor intrusión salina aguas arriba y la imposibilidad de diluir la contaminación subyacente, ha asegurado.

Adicionalmente, ha considerado que dicha cifra es una "falacia", ya que está sujeta a la hipotética aportación de canales sin contador cuya gestión depende de comunidades de regantes, por lo que ha enviado una misiva al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para que facilite una información transparente sobre cómo calcula el caudal final.

De hecho, la propuesta del plan sugiere que el Ebro debe transportar, a su paso por la estación de aforo de Tortosa, 80 metros cúbicos por segundo durante seis meses al año, entre 91 y 95 otros cuatro meses y 150 como máximo durante los dos meses restantes, por lo que la cifra final se alcanza con aportaciones de las que no se concreta su procedencia, según la PDE.

Con las cantidades previstas por el Gobierno "el agua salada quedará estancada permanentemente entre Tortosa y Amposta", ha asegurado Toms, quien ha añadido que el actual redactado del plan de cuenca equivale a dos trasvases como el planteado por el Gobierno de Jose María Aznar en 2001.

500.000 hectáreas de regadío

Toms ha asegurado que detrás del descenso del caudal en el tramo final del Ebro se esconde la voluntad de crear 500.000 nuevas hectáreas de regadío aguas arriba, de las que 300.000 corresponden a Aragón, pero también unas 125.000 a Cataluña --la mayoría de ellas en el marco del canal Segarra-Garrigues--.

Por todo ello, la PDE ha explicado que, más allá de la recogida de firmas, presentarán alegaciones "con solidez técnica" y en colaboración con otras instituciones y organismos, mientras que mantendrán la movilización social y la administrarán en función de la transparencia que encuentren en la respuesta a sus alegaciones.

Finalmente, han anunciado que convocarán la XII asamblea de la plataforma --que ya suma 12 años desde su creación-- al finalizar el proceso de presentación de alegaciones.

Etiquetas