Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

En Aragón

El paro entre universitarios se dispara hasta el 11%

Es una de las cifras más altas desde 1999. Aún así, las personas con estudios superiores siguen presentando la tasa más baja de desempleo.

Estudiantes de la Universidad de Zaragoza
Estudiantes de la Universidad de Zaragoza
HA

Un título superior da cada vez menos garantías de un futuro profesional esperanzador. Así se desprende al menos de la última Encuesta de Población Activa en Aragón. En el primer trimestre del año, la tasa de paro en este sector de la población se disparó hasta el 11,2% (un total de 19.160 personas), lo que supone un triste récord en la comunidad.

En el mismo periodo del año pasado la cifra era del 8%. Y desde 1999, solo se había superado la barrera de los once puntos en una ocasión. Mientras los sindicatos mayoritarios apuntan que la nueva reforma laboral está empeorando la situación laboral en Aragón, hay quien considera que todavía es pronto para ver sus efectos.

En cualquier caso, la cifra es un gran paso atrás para el colectivo de personas con estudios superiores, que se suma a una tendencia prolongada durante los últimos años. De hecho, la inserción laboral de los universitarios aragoneses recién titulados ha caído 11 puntos desde el inicio de la crisis económica en 2008.

Sin embargo, los estudios superiores siguen siendo la más eficaz vía de acceso al mercado laboral. La tasa de paro para las personas con estudios secundarios se sitúa en el 19,7%, y la de estudios primarios alcanza el 26,5%. En total, más de ocho de cada diez desempleados de la comunidad no cuenta con un título universitario o similar.

Crisis del ladrillo

Tras la paralización del sector de la construcción en el año 2008 -cuando los visados para construir viviendas libres cayeron desde las 532.117 unidades de 2007 hasta las 237.959 de 2008, según datos del Ministerio de Fomento-, muchos de los jóvenes que habían abandonado el instituto por los suculentos sueldos de la construcción se vieron en la cola del paro y sin el título más básico para acceder al mercado laboral.

Los que se afanaron en conseguir esa titulación fueron muchos, como reflejan los datos estadísticos del Ministerio de Educación referentes a los alumnos matriculados en ESO en centros de enseñanza para adultos. Las matrículas de ESO en estos centros crecían a la vez que las estadísticas de la construcción se desinflaban.

Entre los cursos 2004-2005 y 2007-2008, los alumnos registrados en estas enseñanzas oscilaban entre las 119.000 y las 123.000 personas. En el curso 2008-2009, la cifra de alumnos subió hasta superar las 140.000 personas, mientras que los matriculados en el pasado curso 2010-2011, la última cifra disponible, se situó en 175.580 personas. Durante ese periodo, en Aragón, se apuntaron a estos centros para cursar la ESO 3.836 alumnos.

Humanidades y Sociales, a la cola

Según el último Observatorio de Empleo Universitario de Universa, los titulados en alguna rama de Ciencias Sociales y Jurídicas o de Humanidades tendrán más problemas de inserción laboral.

Solo el 49% de estos alumnos encuentra un empleo tras acabar los estudios, frente a otras áreas como Ciencias de la Salud (72,2%), Ciencias Experimentales (67,8%) o Enseñanzas Técnicas (65%).

Etiquetas