Aragón

Agricultura

En busca del negocio de la trufa en la provincia de Zaragoza

Podrían estar en el entorno del Moncayo o en algunos parajes de la zona alta de Daroca.

Una excepcional trufa negra de 1,2 kilos
EFE

El gobierno de Aragón y la diputación provincial de Zaragoza han firmado un convenio de colaboración con el objetivo de impulsar el sector de la trufa en la provincia, y para ello se va a elaborar un mapa con las zonas y los suelos más apropiados para el cultivo de este hongo.

Los consejeros de Agricultura, Modesto Lobón; y de Industria, Arturo Aliaga; y el presidente de la DPZ, Luis María Beamonte, han presentado en rueda de prensa los detalles de este convenio, que conlleva la inversión de 60.000 euros por parte de la institución provincial.

El gobierno autonómico, por su parte, se encargará de los aspectos técnicos de los trabajos mediante la participación del Centro de Innovación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón y del laboratorio Agroambiental.

Así, el proyecto consiste en tomar muestras del suelo y encontrar aquellas zonas de la provincia que reúnan las propiedades esenciales en el progreso de la trufa, aunque ya se tiene constancia de que podrían estar en el entorno del Moncayo o en algunos parajes de la zona alta de Daroca.

Aliaga ha recordado que en Huesca -en la zona de Graus- y en Teruel -concretamente en Sarrión y alrededores- las actividades ligadas a la trufa "se han consolidado" y se ha conseguido crear empleo y por tanto riqueza en el territorio, ya que además se trata de un sector capaz de atraer turismo.

Por ello, es importante aprovechar los recursos propios de Aragón e impulsar proyectos que "tengan futuro", ha remarcado Aliaga, mientras que Modesto Lobón ha considerado que se trata de un sector "estratégico" ya que el producto es "valioso en sí mismo" pero también toda la actividad que genera a su alrededor.

Además, Lobón ha insistido en que los más de 600 investigadores "de primera categoría" que trabajan en el CITA, gracias a este convenio, se ponen a disposición de los intereses de Aragón a través de sus trabajos que pueden ser "fundamentales" para el campo.

La trufa es un producto culinario de alta consideración, y de hecho es conocido como el diamante negro de la cocina, y tiene en Aragón uno de los lugares de cultivo más importantes de España.

Por su parte, Luis María Beamonte ha valorado la coordinación y cooperación que llevan a cabo las instituciones a través de convenios como éste, sobre todo en un momento económico en el que hay que aprovechar los recursos públicos al máximo.

Ha avanzado que el gobierno y la diputación están trabajando intensamente y en pocas semanas se irán presentando más convenios de colaboración entre ambas administraciones, en ámbitos como la educación, la sanidad, los paisajes protegidos o la industria, entre otros.

Etiquetas