Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Conflicto de los bienes

El obispo de Lérida critica la cesión de dos obras en litigio con Aragón

El Museo Diocesano de Lérida ha trasladado estos dos retablos al Museo Nacional de Arte de Cataluña para una exposición.

La Presidenta de Aragón con los alcaldes de Berbegal, Peralta de Alcofea y Villanueva de Sijena
Los alcaldes oscenses, esperanzados en recuperar los bienes religiosos
HA

El obispo de Lleida, Joan Piris, ha criticado este martes la cesión por parte del Museo Diocesano de Lérida al Museo Nacional de Arte de Cataluña de dos obras para la exposición 'Cataluña 1400. El gótico internacional' que finaliza el 15 de julio que forman parte de las piezas del litigio entre su obispado y el de Barbastro-Monzón.

"Yo creo que tendría que ser más prudente en estas cosas porque es echar más leña al fuego, no conviene tampoco, ya es bastante complicado todo", ha afirmado el obispo en una rueda de prensa convocada para presentar la jornada mundial de las comunicaciones sociales que se celebra el 20 de mayo.

Se refería así a los retablos 'Nacimiento y epifanía', que el Museo de Lérdia atribuye a Jaume Ferrer, y el de 'San Antonio Abad', dos de las 113 piezas que el Obispado de Barbastro Monzón reclama desde hace 16 años en un conflicto en el que la Iglesia siempre ha dado la razón a Aragón y que está ya en los tribunales ordinarios.

Ha contado el obispo que a los responsables del Museo de Lérida, gestionado por un consorcio del que él mismo forma parte junto a la Generalitat y Diputación, ya les ha hecho saber la queja que ha recibido por carta del Obispado de Barbastro.

"Piezas que están 'sub judice' en mi opinión no tienen que salir del museo, yo no tenía noticia de que habían salido lo cual no quiere decir que no tenga responsabilidad del asunto", ha explicado el obispo.

Ha agregado que cuando expone su postura a los técnicos del museo le responden argumentando que los museos están vivos.

"Más leña al fuego"

"Yo creo que tendría que ser más prudente en estas cosas porque es poner más leña al fuego, no conviene tampoco ya es bastente complicado todo", ha defendido el prelado.

No obstante, ha argumentado que no puede cambiar las leyes museísticas que existen, alegando: "Si la legislación permite eso e incluso obliga a los museos a estar disponibles, ¿yo qué tengo que hacer?", se ha preguntado.

Como en otras ocasiones ha considerdo que si es un problema que ha durado tantos años es que no es fácil de resolver y ha abogado por desjudicializar el proceso.

"Yo abogo por la desjudicialización, no sé si esa palabrota está en el diccionario. Si no llegamos allí no habrá demasiadas posibilidades de resolver en comunión las cosas. Y todos queremos llegar a una solución", ha agregado.

Sobre los pronunciamientos judiciales, tanto de la Iglesia como de los tribunales civiles ya son claros, pero a la hora de cumplir hay una maraña de implicacoines legales: "Yo creo también que debido al Estado de las autonomías a las competencias reconocidas".

"Todo esto a mí me supera, están los pronunciamientos de los parlamentos, las catalogaciones de Cataluña y Aragón, hay un montón de cosas que complican la solución", ha señalado.

El obispo ha apuntado que se están dando más de un paso en este sentido: "Son pasos que no publicamos, yo me aparté de los procesos sigo siendo demandado y convocado en todos los procesos, pero yo me aparté y continuamos enredados", ha concluido.

Etiquetas