Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Empleo

El idioma frena la salida de los aragoneses al extranjero

Aunque el número de ciudadanos interesados en trabajar en otro país se multiplica, son muchos los que renuncian a emigrar por su bajo nivel de la lengua requerida.

Foto de archivo. Oficina
Entrevista en la oficina EURES
G. C.

En las ofertas de empleo en la que se exigen idiomas, el número de solicitudes se reduce a la mitad. Y, de las que llegan, más del 50% hay que descartarlas porque no alcanzan el nivel adecuado”. Así lo explica Anoha Miravé, responsable de selección de Adecco para Aragón, Navarra y La Rioja, quien tiene claro cuál es la principal carencia de los trabajadores aragoneses: “En muchas ocasiones, los candidatos cumplen todos los requisitos, excepto el del idioma”.

El número de personas que acude a la Red Eures, un servicio de orientación del Inaem para favorecer la libre circulación de trabajadores por Europa, ha aumentado un 40% desde 2008. Durante ese año, cuando la crisis económica se hizo patente, 3.500 aragoneses acudieron a las oficinas de la Red Eures, una cifra que llegó a los 5.858 usuarios en 2011. En el primer trimestre de 2012, este servicio ya ha atendido a 1.348 aragoneses.

Sin embargo, no todos los que dan el primer paso acaban haciendo las maletas. “Muchos de los demandantes de este servicio no tienen el nivel adecuado para trabajar en el extranjero”, asegura Arancha García, una de las asesoras de este servicio. Y eso que algunas empresas incluso han bajado su nivel de exigencia para poder satisfacer con personal español parte de su necesidad de profesionales cualificados. “En Alemania, por ejemplo, hay compañías que contratan a españoles sin un gran conocimiento del idioma, siempre y cuando tengan un nivel aceptable de inglés y se comprometan a aprender alemán”, indica García.

Muchas ofertas, poco nivel

Cientos de ingenieros para Alemania u Oriente Medio, personal sanitario para el Reino Unido o carpinteros y encofradores para Noruega. Son muchos los países que se ponen en contacto con los servicios de empleo de España para demandar trabajadores, pero sus ofertas no siempre tienen el éxito esperado.

“Los trabajadores aragoneses, como el resto de los españoles, están muy bien valorados en el extranjero y cumplen todos los requisitos a nivel de cualificación, interés por las ofertas de otros países y disponibilidad para viajar”. Sin embargo, la situación cambia cuando interviene el factor idioma. “En más de una ocasión hemos lanzado ofertas de empresas extranjeras que buscaban profesionales en España y al final se han derivado a otros países porque aquí no encontraban suficientes que cumplieran este requisito”.

A pesar de que muchos aragoneses siguen mirando hacia otros países europeos para esquivar la crisis, la barrera del idioma frena a gran cantidad de los interesados. “En el caso de Aragón, esta tendencia está invirtiéndose y cada vez son menos los trabajadores que salen fuera en busca de trabajo”, indican desde Adecco.

Pero si muchos aragoneses no se van no es por falta de interés. "Según una encuesta que hicimos en el Colegio de Ingenieros Técnicos Industriales de Aragón, un 95% de los colegiados estaría dispuesto a trabajar en otro país”, asegura Francisco Javier Perales, responsable de esta entidad: "Sin embargo, llegaron ofertas de una compañía alemana y solo una decena de ingenieros tenían el nivel de idioma exigido".

Cambio de perfil

Además, en la Red Eures también han notado un ligero cambio en el perfil de los demandantes. Muchos de ellos -alrededor de un 30%- son mayores de 40 años y sin conocimientos de idiomas, procedentes de sectores con alto índice de desempleo, como la construcción. “No obstante, la mayor parte del peso sigue recayendo sobre el perfil del joven, con formación universitaria o técnica, y con conocimientos de idiomas más o menos elevados”, explica Arancha García, de la Red Eures.

En cuanto a países, el más demandado sigue siendo el Reino Unido, aunque no siempre se recomienda optar por este destino. “Está muy saturado de extranjeros y, sobre todo, de españoles”, advierte García. En segunda posición se encuentra Francia, por la proximidad y por el idioma, mientras que las últimas noticias sobre Alemania han originado un fuerte interés por este país, sobre todo en los perfiles de ingeniería. En tercer lugar, los países nórdicos y Suiza son otros de los destinos preferidos de los aragoneses, atraídos por su nivel de vida.

Etiquetas