Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Sequía

Las últimas lluvias alivian la situación de los embalses

Las tormentas y lluvias registradas durante el fin de semana han incrementado los caudales de una gran parte de los ríos.

Las tormentas y lluvias registradas durante el fin de semana en la cuenca del Ebro ha incrementado los caudales de una gran parte de sus ríos y han alimentado de forma significativa algunos de sus principales embalses.

Según ha informado la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el aumento de los caudales ha favorecido, desde la noche del pasado viernes, un incremento del 35 hectómetros cúbicos en el embalse de Yesa, que llegó a recibir aportaciones máximas de 400 metros cúbicos por segundo.

También han recibido aportaciones los embalses de Itoiz (19 hectómetros), Ebro (5) Búbal y Lanuza (8), Mediano y El Grado (22), Barasona (5) y Sotonera (11).

El embalse de Mequinenza se mantiene estable dado que se ha optado por dar salida para turbinación los mismos caudales que entraban debido a las lluvias.

Las lluvias más intensas se han producido en las cabeceras de los ríos Arga, Irati, Aragón y Gállego, con una intensidad máxima de 50 litros por segundo, aunque en la mitad occidental de la cuenca, en el resto del Pirineo y en la desembocadura del Ebro también se han producido importantes aportaciones pluviométricas de 20 a 40 litros.

En el resto de la cuenca del Ebro, las lluvias han tenido una intensidad menos destacable que ha oscilado entre los 5 y los 15 litros por segundo.

Las lluvias registradas se tradujeron en un aumento generalizado de los caudales situados en la margen izquierda de la cuenca, y en especial en el cauce de entrada al embalse de Yesa, mientras que en la margen derecha los caudales se mantuvieron más estables y con tendencia a la baja.

Las fuentes citadas han explicado que en la jornada de ayer las lluvias se produjeron con mayor intensidad en el Pirineo Occidental, aunque los caudales han remitido a lo largo de las últimas horas.

Así, el caudal del río Arga ha descendido desde desde una punta máxima de 375 a 100 metros cúbicos por segundo; el del Irati de 250 a 75; y el del río que alimenta Yesa de 400 a 200.

Desde la CHE se informa que las aportaciones pluviométricas recogidas en los distintos afluentes favorecerán que durante la jornada de hoy se produzca la mayor punta de intensidad de caudal en el río Ebro a su paso por Zaragoza, con una previsión de 700 a 900 metros cúbicos por segundo, que según estas fuentes, se encuentran en los límites de los caudales ordinarios de la cuenca.

Las previsiones apuntan a nuevas lluvias que, según el Organismo de cuenca, generarán repuntes en los ríos Aragón, Gállego, Cinca y Alcanadre que, sin embargo, no se saldrán de los límites ordinarios.

Los embalses de la Cuenca del Ebro están al 64,9% de su capacidad

La reserva de agua de los embalses de la Cuenca del Ebro se sitúa en 4.871 hectómetros cúbicos, un 64,9%  de su capacidad total. En la misma semana de 2011, la situación de los embalses era de 6.144 hectómetros cúbicos, el 81,8% del total.

El promedio de los años 2007 a 2011 resulta ser 5.722 hectómetros cúbicos y el mínimo de estos últimos cinco años en esta semana corresponde a 2008, con 5.120 hectómetros cúbicos, ha informado la Confederación Hidrográfica del Ebro en un comunicado.

Las mismas fuentes han agregado que la reserva no supera el promedio de los años 2007 a 2011 y está por debajo de la cifra de 2011.

Etiquetas