Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Educación

... Y Dolores Serrat confiesa no entender sus críticas

La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte dice que las medidas de ajuste educativo se aplicarán en Aragón "lo mínimo posible".

Dolores Serrat en la presentación del congreso
Dolores Serrat en la presentación del congreso
EFE

La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, Dolores Serrat, ha confesado que no entiende las críticas de quienes "se han echado a la calle" para "hacer ruido" por las medidas de ajuste en el ámbito educativo, puesto que éstas se aplicarán en Aragón "lo mínimo posible".

La consejera ha comparecido en las Cortes para explicar las medidas de ajuste impuestas por el gobierno central a las autonomías, de 3.000 millones de euros globales en el ámbito educativo.

Estas medidas, ha dicho, son "extraordinarias, urgentes y temporales" y tienen como fin "ahorrar en el gasto público para cumplir con el objetivo del déficit para ganar credibilidad y espacio".

En Aragón, se podría haber optado por llevar las medidas propuestas por el Ministerio de Educación "al máximo", porque "el ruido sería igual y se conseguiría más ahorro", pero la decisión de la DGA ha sido "aplicarlas al mínimo", a pesar de que al ejecutivo, ha reconocido, no le gustan.

Por eso, después de escuchar a los portavoces de la oposición, quienes han criticado duramente el desmantelamiento de la educación pública y del estado del bienestar que a su juicio suponen estas medidas, ha lamentado que éstos no hayan reconocido el "esfuerzo" que se ha hecho en Aragón "para defender las peculiaridades de su territorio".

En este sentido, ha explicado que las ratios máximas, que el ministerio propone incrementar de 25 a 30 en Infantil y Primaria y de 30 a 36 en Secundaria, se mantendrán en sus niveles mínimos, ya establecidos en el proceso de escolarización, y respecto a las horas lectivas del profesorado, se opta también por el mínimo previsto, de 20 horas.

La medida que ya no hace obligatorio que en los institutos se ofrezcan, al menos, dos modalidades de Bachillerato es de "difícil aplicación", por no decir "imposible", en el medio rural aragonés, pero la consejera ha dicho que "se estudia" la posibilidad de aplicar la medida en las capitales de provincia, garantizando siempre que en todas las zonas educativas se imparten todas las modalidades.

La no aplicación de nuevos complementos retributivos a los profesores y no sustituir la bajas de menos de diez días son medidas, ha dicho Serrat, que ya se estaban aplicando en Aragón.

Críticas de la oposición

El portavoz del PSOE, Javier Sada, ha enfatizado que todas estas medidas ponen en cuestión una educación de calidad y equitativa y, además, se aplican "con el silencio cómplice de Rudi", que se comporta más como "una delegada del Gobierno de España que como presidenta de Aragón".

Para Gregorio Briz (CHA), los ajustes, que Serrat ha presentado es su versión "libre y suavizada", desmantelan los servicios públicos aragoneses y vulneran el acceso al estado del bienestar de las clases más desfavorecidas, pero además se vulneran las "competencias jurídicas" de la comunidad, y no han salido de los representantes políticos a quienes los aragoneses han votado.

Los errores que hoy se cometan en educación, ha lamentado, "se pagarán dentro en treinta años", y serán "muy difíciles de restañar", y por eso ha estimado que el PP no es consciente "de la irresponsabilidad que está cometiendo".

Para el portavoz de IU, Adolfo Barrena, las medidas son llanamente recortes, en profesorado, en oferta educativa o en equipamientos, algo que repercutirá en la calidad con la que los docentes atienden a los niños, e imposibilitará que la educación siga siendo equitativa, siempre con la "excusa" de cumplir con el objetivo de estabilidad presupuestaria.

El portavoz del PAR, socio del PP en el Gobierno, Alfredo Boné, ha puesto "tres normas" para que los aragonesistas puedan sumarse a estas medidas: que "respeten el autogobierno sin que Madrid diga lo que tiene que hacer Aragón con carácter general"; que se pelee por lograr el consenso, porque "a veces se ganan las votaciones y se pierde la razón", y que, sobre todo, se cumpla lo previsto en el acuerdo de gobernabilidad entre el PP y el PAR.

De lo contrario, ha dicho, el PAR tendría que "situarse en circunstancias que no le gustan".

Finalmente, el portavoz popular, Antonio Torres, ha lamentado la ausencia de cualquier tipo de propuestas e ideas alternativas por parte de la oposición, especialmente del PSOE, a pesar de que el PP y los gobiernos a los que sustenta, en Aragón y España, tienen "la mano tendida".

Pero los socialistas, a su juicio, "no quieren información, sino confrontación, demagogia y manipulación" cuando es necesario "arrimar todos el hombro".

Etiquetas