Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Universidad de Zaragoza

López no se opone al aumento de tasas pero pide becas

"Lo que no estaría bien es que una subida de tasas representara la pérdida de estudiantes de la Universidad", ha dicho Manuel López.

El rector de la Universidad de Zaragoza (UZ), Manuel López, ha reclamado este viernes que el aumento de tasas universitarias vaya acompañado de una política de becas que permita que no se produzca un "daño" en el acceso de estudiantes con necesidades económicas a la universidad.

López ha recalcado, en declaraciones a los medios de comunicación, que espera que por parte del Gobierno aragonés se puedan adoptar medidas que no supongan "incrementos muy grandes" y que el "recorrido" que hay entre las cifras mínimas y máximas se pueda compensar con becas.

El próximo curso, lo que pagan los alumnos por las primeras matrículas en las universidades públicas representará entre el 15 y el 25% del coste real de los grados -actualmente los alumnos de la Universidad de Zaragoza pagan de media el 12%-, lo que según sus cálculos supondría un desembolso máximo de unos 700 euros más.

"Lo que no estaría bien es que una subida de tasas representara la pérdida de estudiantes de la Universidad" y "romper" el sistema de acceso que está asentado, menos en una situación de crisis, ha dicho López, quien ha asegurado que no le "asustaría" un aumento hasta el 25% del coste real de los grados siempre que se garantice que quienes lo pagaran realmente tengan ingresos para hacerlo y se estableciera un política de becas "suficientes".

Si con eso se aumenta la financiación de la universidad el resultado es "positivo" porque redundará en beneficio de todos, pero eso pasa, ha agregado, por el "buen ajuste" de las medidas que se lleven a cabo en la Comunidad, que espera que sean "sensatas" y que se hablarán con la universidad.

No obstante, ha mostrado su preocupación por la posibilidad de que el aumento de tasas sirva de "excusa" para disminuir la financiación básica de la universidad, porque supondría un "pequeño fraude" al sustituir financiación pública por privada.

Ha apuntado, además, que antes que subir la tasas se podría haber optado por aumentar la financiación pública a la UZ, pero ha reconocido que esa vía "era difícil".

El rector de la Universidad de Zaragoza también ha manifestado su preocupación por el aumento de las segundas matrículas y sucesivas, porque a su juicio los mínimos son "muy altos" y puede tener consecuencias que deben ser analizadas.

Ha recordado que la subida de tasas es competencia del Gobierno de Aragón a propuesta del Consejo Social de la Universidad y ha informado de que este jueves mismo pudo hablar con la consejera de Educación, Dolores Serrat, quien le manifestó su voluntad de hablar con la institución académica para definir las medidas.

También ha mostrado su satisfacción porque se haya decidido que sean las comunidades las que marquen el mínimo de alumnos para mantener las titulaciones.

Para López, al acercar la decisión a la Comunidad Autónoma es mucho más lógico que las medidas que se puedan adoptar sean mucho más "sensatas, realistas" que las puedan tomarse de forma "generalista" para todo el país.

Ha comentado que por lo que ha hablado con Serrat tiene la impresión de que no disminuirá el número de titulaciones, un "ejercicio" que además ya ha hecho la Universidad de Zaragoza al suprimir doce hasta dejarlas en 54 con el plan Bolonia, que se está implantado en unas circunstancias de financiación "muy alejadas de sus necesidades".

"No ha podido ser más inoportuna la implantación de Bolonia en un momento de una crisis económica tan importante como la que estamos sufriendo" y además, ha concluido López, la financiación de la Universidad de Zaragoza está este año en una situación "muy difícil".

Etiquetas