Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El hombre del cachirulo sucio

None

El hombre del cachirulo sucio comenzó a toser escandalosamente, mientras de su boca brotaban , mezclados con mocos y saliva, los primeros huevos Kliken con sorpresa. Los niños se arremolinaron a su alrededor recogiéndolos con avidez del suelo para llenar sus bolsillos

La noticia se extendió como un reguero de pólvora por la calle Delicias.

El hombre del cachirulo sucio se puso a cantar irreverentes jotas contra la Virgen del Pilar con gran violencia y desafine , apoyando su frente en la pared como los borrachos.

La policía local montó rápidamente el dispositivo creando una zona de seguridad de 20 metros, perfectamente señalizada y aislada con una cinta azul y blanca.

!Al suelo! ordenó el cabo por tres veces. Nada, ni caso.

El hombre del cachirulo sucio cayó fulminado por una pelota de goma.

En la Avenida de Madrid, los de la peña Delicias repartían gorras, ajenos al drama.

-!Vaya movida!- espetó el director de Kliken, mientras daba por inaugurada la nueva tienda.

Javier Pradilla Cruz

Etiquetas