Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Ajo de Bruja

None

En un lugar del Somontano de Barbastro, quedaba un escuadrón de brujas guardianas, su misión, había sido siempre de generación en generación, el cuidado y custodia de los “Ajos de bruja”, una hermosa planta de tamaño mediano y de flores blancas o rosáceas, en cuya raíz estaba el bulbo que extraían para machacarlo junto con sangre de murciélago y así conseguir un brebaje de fuerte sabor que otorgaba a los elegidos la eterna juventud y una vida llena de éxito.

Sólo la noche de San Juan organizaban sus aquelarres y muy pocos habían logrado ser los elegidos para obtener ese mágico brebaje, pues los puros de corazón no abundan en ningún lugar.

Muchas habían sido las brujas que habían muerto y sido torturadas para sonsacarles cómo se preparaba el brebaje y qué oración entonaban para que la bebida fuese efectiva y no mortal, pues aunque lograran robar los bulbos de ajo de bruja y crearan ellos mismos el brebaje, sin la oración, en vez de obtener juventud y gloria, se obtenía una muerte lenta y dolorosa.

La eterna lucha continúa, y todavía se pueden ver ajos de bruja, pero recuerda, no los toques, sino quieres despertar a las guardianas y temer por tu vida.

Luna Roja

Etiquetas