Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Zaragoza

Condenado a tres años y medio de cárcel por alquilar pisos que no eran suyos

La Audiencia de Zargoza ha condenado a un joven por estafar a varias personas alquilándoles pisos en Zaragoza que no eran de su propiedad.

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a 3 años y 6 meses de prisión a un joven, electricista de profesión, que estafó a varias personas alquilándoles pisos en la capital aragonesa que no eran de su propiedad y que no llegaron a ocupar.

La condena por un delito continuado de estafa contra el joven José Rafael M.S., de 25 años, fue pactada el pasado lunes entre Fiscalía y defensa tras admitir el acusado ante el tribunal la responsabilidad de los hechos. La sentencia considera probado que el acusado, simulando una solvencia económica de la que carecía, se atribuyó ante sus víctimas la posibilidad de disponer de varios inmuebles a pesar de no tener bienes propios.

Según los magistrados, entre finales de 2010 y principios de 2011, el joven estafador se anunció en internet para ofrecer pisos en alquiler en distintas zonas de la capital aragonesa.

Ante sus víctimas, el acusado fingía ser, en algunos casos, el propietario de las viviendas ofertadas, y, en otros, ofertaba pisos en subarriendo por los que, según el ministerio público, no tenía intención de pagar a sus legítimos dueños.

Los magistrados relatan que el joven estafador cobró de forma anticipada las fianzas y las primeras mensualidades a las personas que se interesaron por sus ofertas de alquiler, en su mayor parte inmigrantes, "sin que los contratantes, que confiaban en lo estipulado, pudieran ocupar dichos inmuebles".

Mediante este sistema, entre mediados de noviembre de 2010 y principios de enero de 2011, el acusado logró apoderarse de sus víctimas un total de 6.550 euros. Entre los denunciantes se encuentran dos propietarios de pisos cuyo alquiler negoció el presunto estafador para llevar a cabo su presunta actividad fraudulenta y que no llegó a abonar, así como cinco personas que concertaron con él falsos contratos de alquiler.

Tras su detención, la policía localizó en el domicilio del procesado, con antecedentes por estafa, falsificación y abandono de destino militar, un maletín con documentación referida a los contratos denunciados.

Etiquetas