Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Presupuestos Generales del Estado

La DGA no renuncia a los desdoblamientos, ni a Biscarrués ni al Plan Miner

El consejero de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro, ha señalado que Aragón "no sale mal parada" de esta "tormenta perfecta", puesto que es la sexta que mejor trato recibe.

Roberto Bermúdez de Castro
La DGA congela 48,7 millones para contener el déficit
GOBIERNO DE ARAGóN

El Gobierno de Aragón luchará para que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) incluyan enmiendas que permitan incrementar las partidas inversoras para los desdoblamientos pendientes en la N-2 y la N-232 y el embalse de Biscarrués, así como para que el reparto del Plan Miner, disminuido, beneficie a la comunidad. DGA luchará en Madrid por los desdoblamientos, Biscarrués y el Plan Miner

Los consejeros de Presidencia y Justicia y de Hacienda del ejecutivo autonómico, Roberto Bermúdez de Castro y José Luis Saz, respectivamente, han comparecido hoy en rueda de prensa para hacer un análisis de las cifras que afectan a Aragón en los PGE que ayer se presentaron en el Congreso de los Diputados.

Bermúdez de Castro ha reconocido que el país está en una situación "límite" y que éstos no son los presupuestos que a ningún dirigente político "le gustaría presentar", pero son "los únicos" para evitar la "caída de España" e intentar que el país recupere "a medio plazo" la senda del crecimiento.

A pesar de que algunas partidas altamente reivindicadas no aparecen en las partidas inversoras o lo hacen de forma testimonial, Bermúdez de Castro ha insistido en que Aragón "no sale mal parada" de esta "tormenta perfecta", puesto que el peso relativo de la comunidad ha pasado del 3,2 al 3,7 por ciento y es la sexta que mejor trato recibe.

Infraestructuras

Sin embargo, el Gobierno de Aragón "seguirá presionando" para que se aporten más partidas a los proyectos de desdoblamiento de los tramos Alfajarín-Fraga de la N-2 y Figueruelas-Mallén de la N-232, que cuentan, respectivamente, con 500.000 y 896.000 euros para acabar los proyectos, trámite sin el que no se pueden licitar las obras.

Después de incidir en que en los PGE hay una "apuesta muy importante" por el recrecimiento del pantano de Yesa, con 13,2 millones y por San Salvador, con 16,6, ha reconocido que Biscarrués no cuenta con ninguna partida, pero el Gobierno de Aragón "empujará" al Gobierno de la Nación para que éste "dé los pasos necesarios para licitarlo y que el año que viene comiencen las obras", y por eso en el trámite parlamentario se intentará incluir una enmienda al respecto.

Y ante la "importante reducción" que han sufrido los fondos del Plan Miner, Bermúdez de Castro ha apuntado que también se van a iniciar sobre ello negociaciones con el Estado para que haya un "reparto equitativo" de estos fondos y Aragón salga "bien parado".

El consejero ha insistido, además, en que se mantienen los 30 millones de euros para el Fondo de Inversiones de Teruel y se destinan fondos importantes para continuar con la ejecución de las "grandes autovías" de Huesca, la A-23 entre Nueno y Jaca y los tramos pendientes de la Pamplona-Jaca de la A-21.

Muchas de las partidas inversoras, ha añadido, tienen que destinarse a obras ya finalizadas e inauguradas, como la variante de Binéfar o expropiaciones, partida ésta última por 25 millones de euros.

En cuanto al ferrocarril, ha destacado que se incorpora una partida, de 200.000 euros, para "la recuperación del Canfranc" y sobre la travesía por el Pirineo Central, para la que no aparece ninguna partida en el proyecto de los PGE, ha insistido en que los estudios firmados "siguen estando en marcha" y existe un "clarísimo compromiso" del gobierno de la nación para "convencer" a la Unión Europea de la necesidad de recuperarla.

Pero ha precisado que los estudios previos que son necesarios los realiza la Agrupación Europea de Interés Económico, que recibe fondos del Estado pero a través de subvenciones y no por inversiones directas.

Ley de Dependencia

Respecto al recorte que sufren los fondos para cumplir con la ley de dependencia, ha explicado que los once millones que van a dejar de llegar a Aragón corresponden, en parte, a gastos de gestión, y ha asegurado que los dependientes que cobran la ayuda van a seguir cobrándola y que el gobierno cumplirá "escrupulosamente" la ley con los nuevos dependientes.

Por su parte, el consejero de Hacienda, José Luis Saz, ha reconocido de nuevo que a la vista de estos presupuestos y de lo que aportan para Aragón puede producirse algún ajuste en los presupuestos de la comunidad, pero ha rehusado dar más datos sobre las áreas a las que podrían afectar los nuevos recortes.

A su juicio, estos presupuestos van a servir para recuperar la confianza internacional y la confianza interna en la gestión, para intentar solucionar la gravísima crisis económica y para reducir el insostenible número parados, generar empleo y hacer sostenibles a las empresas.

Amnistía fiscal

Saz ha calificado la medida especial de amnistía fiscal que incluyen los PGE como "afloramiento de activos ocultos en extranjero" para que éstos regresen a España. Ha recordado que es una medida que ya se tomó en España en 1979, con el gobierno de la UCD, y en 1984 y 1991, con gobiernos socialistas.

Se trata, ha añadido, de la "única forma" de incentivar que estos capitales evadidos vuelvan a España y esos "miles de millones" entren de nuevo en el circuito económico e incentiven la economía. Como compensación, ha asegurado, habrá un crecimiento de la vigilancia fiscal.

Sobre este asunto, Bermúdez de Castro ha reconocido que son medidas "de cortafuego para un momento dramático" y que "no gustan a nadie" pero que son "necesarias" para "intentar recaudar algo más".

Etiquetas