Aragón
Suscríbete

PISTOLETAZO DE SALIDA

Multitudinario comienzo de fiestas

La capital del Bajo Aragón vivirá hoy su día grande con la romería hasta el Santuario de la Virgen de Pueyos.

El alcalde Gracia Suso fue el encargado de encender el primer cohete anunciador.
Multitudinario comienzo de fiestas
B. F. P.

Entre petardos y confeti dieron comienzo ayer las fiestas patronales de Alcañiz, que pondrán su punto final el próximo martes. Hasta entonces, muchos días de música, alegría y diversión que los alcañizanos llevan esperando mucho tiempo.

El alcalde, Juan Carlos Gracia Suso, fue el encargado de encender el cohete anunciador por primera vez y no ocultó su alegría: "Ha sido muy emocionante porque para mí todo es nuevo. La plaza está llena, la gente disfruta... Con los momentos que estamos pasando es tiempo de disfrutar todos los alcañizanos", explicó nada más comenzar los festejos.

Las reinas de las fiestas, representantes de las diferentes asociaciones de la localidad, también estuvieron presentes en el escenario y felicitaron los festejos a todos los vecinos que abarrotaron la plaza de España alcañizana. Previamente, la Unión Musical Nuestra Señora de Pueyos les acompañó desde la plaza Enrique Trullenque en un pasacalles que congregó igualmente a numerosos vecinos.

Tras el chupinazo, la charanga Los Sonados fue la encargada de poner la música "fiestera" a un ambiente que ya era festivo mucho antes del comienzo oficial de las celebraciones. No en vano, los más jóvenes ya disfrutaron de interpeñas durante la noche del miércoles y otros actos como el concurso de guiñote, comenzaron el lunes con alta participación.

Con la música de Los Sonados por las calles alcañizanas, gigantes y cabezudos persiguieron a los más jóvenes por la ciudad. Los más pequeños se asustaron y disfrutaron a partes iguales, haciendo alarde de una valentía que desaparecía en el mismo momento en que un cabezudo hacía un movimiento brusco o sus padres les soltaban de la mano.

Los que no pasaron miedo fueron las decenas de adolescentes que provocaban a los cabezudos para que les encorrieran por las calles del recorrido y por las adyacentes, ampliando los kilómetros de carrera. Ni los más de treinta grados del mediodía de ayer ni la fiesta de la noche anterior frenó a los chavales.

Las fiestas de Alcañiz también contemplan en su programa actividades más calmadas, como la exposición 'Disparates. Fuendetodos' que el ayuntamiento de la localidad ha traído hasta la sala de exposiciones. Hasta el 9 de octubre, de 19.00 a 21.00 los días laborables y de 12.00 a 14.00 los festivos, todos los alcañizanos podrán disfrutar de esta muestra en la que diferentes autores aragoneses, españoles y extranjeros han interpretado obras de Goya.

Por su parte, los peñistas se reunieron al mediodía de ayer en la pista roja para comer, al tiempo que continuaron con la fiesta y diversión acompañados de la charanga Los Sonaos, quienes seguían con la animación.

El plato del día fue una deliciosa paella mixta, de carne y pescado. Fernando Gómez, miembro de la Brigada Municipal fue el cocinero de las 1.200 personas que se acercaron hasta allí.

Por la tarde, la carrera de patinetes llenó la bajada del Castillo calatravo de peñistas y de alcañizanos que no quisieron perderse una de las citas más divertidas de las fiestas. La novedad de este año fue que el recorrido se acortó hasta la zona del Casino, en lugar de descender por la calle Mayor hasta alcanzar el puente. Hubo dos carreras, más una de entrenamientos y otra de exhibición, en las que sólo hubo un atropello a una menor, pero sin consecuencias graves.

Daniel Milián, de la Peña El Montón se proclamó vencedor en categoría individual, sumando así su tercera victoria en esta popular carrera.

Etiquetas