Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

OCIO

La noche de los murciélagos

Las películas de Batman o la literatura de Bram Stoker, con la obra de Drácula, han hecho de él un animal temido, envuelto en la leyenda y en el oscuro misterio. Pero poco se sabe del único mamífero volador de la tierra conocido hasta la fecha.

La noche de los murciélagos.
La noche de los murciélagos

Las películas de Batman o la literatura de Bram Stoker, con la obra de Drácula, han hecho del murciélago un animal temido, envuelto en la leyenda y en el oscuro misterio. Pero poco se sabe del único mamífero volador de la tierra conocido hasta la fecha. Por eso y con el objetivo de difundir la importancia que tiene el murciélago en el medio natural, durante este fin de semana se organiza una noche europea dedica a él.

En esta ocasión y por coincidir también con el año de los murciélagos, la asociación española para la conservación y el estudio de los murciélagos (SECEMU) ha elaborado un programa de actividades para desarrollar en varias comunidades autónomas, entre las que se encuentra Aragón. "Los murciélagos son una especie natural muy importante para el mantenimiento del ecosistema y es necesario que divulguemos la importancia de su conservación", explica Carles Flaquer, biólogo y presidente de SECEMU.

Sin duda, el mito rodea al volador nocturno por excelencia. Sin embargo y para sorpresa de muchos comparte similitudes con la especie humana. "Es un animal que puede vivir un largo tiempo, algunos alcanzan hasta los 40 años. Poseen un fuerte sentido de la maternidad y, aunque son pocas las crías que tienen, las protegen muchísimo. Incluso, entre ellos organizan guarderías para que mientras unos están buscando alimentos, otros cuiden de los hijos. Esto demuestra que también son muy sociales", comenta Flaquer.

A su vez, los murciélagos sirven como indicadores de posibles alteraciones en el hábitat, además de ser un importante valor sanitario. "Son animales que comen toneladas de insectos (un murciélago puede ingerir al año 60.000), por lo tanto controlan algunas plagas agrícolas y también, a los insectos que nos pueden trasmitir enfermedades", señala el presidente de SECEMU.

Datos como estos y muchos más son los que se trasmitirán en las charlas organizadas especialmente para la ocasión. El parque de José Antonio Labordeta de Zaragoza y las cuevas de la localidad de Añón del Moncayo son algunos de los escenarios en donde se celebrará la actividad. Los primeros en tener su noche dedicada a los quirópteros serán los vecinos de Añón que mañana, a partir de las 18.00, comenzarán a descubrir la verdadera vida de estos animales. Un paseo por las cuevas del municipio de la comarca de Tarazona cerrará la jornada. "Nos hemos adelantado un día a la fecha oficial por no coincidir con el Cipotegato, así intentamos llegar a más gente", indica Pedro Serrano, concejal de turismo en el ayuntamiento de Añón. Un día después, el sábado, el resto de localidades participarán en la cita.

Un radar muy sofisticado

En esta noche también se tendrá la oportunidad única de escuchar, a través de detectores de ultrasonido, el modo que los murciélagos tienen de comunicarse. Según los expertos, gracias a sus sonidos son capaces de crear los colores o "imagen acústica" del entorno que les rodea. Este lenguaje actúa como un radar muy sofisticado que les permite orientarse y detectar los obstáculos. "Los murciélagos se comunican mediante unos sonidos inapreciables para el oído de las personas, pero gracias a los aparatos podemos escucharlos y distinguir los tipos de especies", comenta Jénifer Andreu, bióloga, especializada en ecología vertebrada, y una de las encargadas de la actividad en la capital aragonesa.

Existen unas 1.200 especies en el planeta, pero para el común de los mortales se diferencian básicamente por cómo viven. "Están los cavernícolas que son los que residen en las cuevas. En las ciudades está el murciélago común y habitualmente se acomoda entre las tejas y las fisuras de los edificios. En los árboles encontramos a los nóctulos que crean nidos o simplemente utilizan como casa los agujeros que ya tienen los árboles", explica Jénifer.

Los asistentes a la noche de los murciélagos verán de cerca a estos mamíferos que seguro a partir de ahora serán algo más que leyendas.

Etiquetas