Aragón
Suscríbete

VERANO EN LA CIUDAD

Oasis urbanos para la ola de calor

Las altas temperaturas que se están registrando durante esta semana invitan a buscar refugios frescos en cualquier rincón de Zaragoza.

Los cines son una opción para el ocio
Oasis urbanos para la ola de calor
MARIO TEJEDOR HERNÁNDEZ

Zaragoza está registrando esta semana las temperaturas más altas de lo que llevamos en este extraño verano, en lo que a meteorología se refiere. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) mantiene la alerta para este sábado en varias zonas de la Comunidad donde se podrían superar los 40 grados, aunque no se espera superar el récord de la capital, situado en 42.8 grados del 26 de agosto de 2010.

Esta canícula invita a no salir de casa, a los que tengan aire acondicionado, o a buscar esos rincones de la ciudad que dan un respiro de los termómetros. Los que no tienen vacaciones (o ya se les han terminados) o no tienen pueblo para escaparse el fin de semana encuentran en estos lugares unos pequeños oasis urbanos.

Acercarse hasta uno de los cines de la ciudad es una opción a la hora de evadirse durante unas horas del bochorno del verano, además de poder tener entretenidos a los más pequeños con alguno de los últimos filmes estrenados, como 'Los Pitufos', 'Kug Fu Panda 2' o 'Harry Potter'. También los hay para todos los públicos: 'Super 8', 'El Capitán América', 'El origen del Planeta de los simios' y un largo etcétera donde escoger, y si la película no es buena por lo menos habrá estado unos 120 minutos, dependiendo de la elección, al fresco.

Pasar la tarde en un centro comercial es otra alternativa recurrente. Los numerosos establecimeintos de estas características que existen en Zaragoza se llenan de gente que no va a comprar, sino a huir del calor. Una imagen típica de estos lugares es ver a familias, jubilados o jóvenes paseando por los pasillos ojeando escaparates bajo los efectos del aire acondicionado.

Los museos son también edificios con temperaturas agradables. La conservación de las pinturas y las obras de arte obliga a mantener unos grados determinados en las salas de exposiciones. Turistas y zaragozanos pueden disfrutar de una fresca oferta cultural. Descubrir el nuevo Museo Diocesano o la remodelación del Pablo Serrano pueden ser una opción para un caluroso fin de semana de agosto, sin olvidar otros como el Centro de Historias, el Camón Aznar o salas de exposiciones. Además de arte, algunos de estos edificios tienen terrazas y otras propuestas de ocio.

Los muros de algunas iglesias zaragozanas guardan años de historia y también ayudan a rebajar los grados en el interior de los templos. Tras recorrer la ciudad, un pequeño paréntesis en espacios como El Pilar o La Seo permite disfrutar de la arquitectura y las obras religiosas en un fresco y tranquilo espacio.

Etiquetas