Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

COMARCA DEL BAJO ARAGÓN

Espuma, mucho baile y una carrera de cachivaches

La localidad de Fabara celebra 6 días de festejos en los que destacan las actividades para los niños y las tradiciones.

Los más pequeños se lo pasaron en grande en la mañana de ayer.
Espuma, mucho baile y una carrera de cachivaches
Mª CARMEN RIBó

Fabara ha llegado al ecuador de sus fiestas patronales en honor a San Roque. Ayer, bajo el sol del verano, los más pequeños de la localidad de la comarca del Bajo Aragón, disfrutaron de la gran fiesta de la espuma. Aunque, algún que otro mayor también se unió a la diversión. Nadie podía resistirse a pasarlo en grande y además, con el añadido de poder engañar al calor.

Ya por la tarde, y preparados con cascos y rodilleras, los más atrevidos y manitas se lanzaron cuesta abajo con sus cachivaches. Se trataba de una carrera- concurso que cumple su segunda edición. y en el que se premia la originalidad y la velocidad. Además, para aquellos que quisieron aprender a ser un pincha discos hubo taller en la especialidad. La jornada concluyó por la noche con un baile de disfraces.

En el programa de hoy se organiza el gran campeonato local de petanca. Para los más pequeños habrá taller de manualidades y cucañas, que también compartirán con los adultos.

'El día del Gos'

Para los últimos momentos de las fiestas, los jóvenes están preparando sus estrategias para jugar al 'paint ball', en el parque de Rabinat, junto al río Matarraña. Un castillo de fuegos artificiales y una cena popular pondrá fin a los días de festejos, que no a la fiesta, porque en Fabara se celebra 'el día del Gos'. Es un día que tradicionalmente se dedicaba al descanso y a dar buena cuenta de lo que había sobrado de comida en fiestas, ahora está destinado a pasar un buen rato en el parque de hinchables que se prepara en las piscinas.

Las fiestas de Fabara tienen varias peculiaridades, únicas en la comarca como son; dos chupinazos, uno diurno y otro nocturno. En ambos, los participantes recorren las calles más céntricas del municipio anunciando a todos que las fiestas se inician.

A modo de homenaje al centro de enseñanza de cocina ecológica, hubo una demostración del arte culinario con productos de la tierra.

Otro de los momentos más importantes, es el día del patrón cuando se baila el Polinario, una danza típica de Fabara recuperado en los años ochenta del siglo XX y que solo se interpreta para esta ocasión y en la festividad de San Isidro.

Dentro de los diversos concursos y juegos destaca el organizado por los 'Amics de la Llontja'. Es el birles, una variante del juego aragonés de las birlas. Antiguamente, según el campeón de este año, se jugaba en las eras y se apostaba, a veces, fuertes cantidades de dinero. Hoy se juega por placer y para pasar un buen rato en las fiestas en honor de San Roque.

Etiquetas