Aragón
Suscríbete

TERUEL

Egipcios, pilotos de avión y jugadores de fútbol invaden Valderrobres

Las charlotadas de Valderrobres atrajeron ayer hasta la plaza de toros de la localidad a gran parte de sus vecinos quienes, amparados en la mitad sombría de la plaza, disfrutaron de los disfraces y carrozas.

Las 'fuerzas aéreas' llegan ayer a la charlotada.
Egipcios, pilotos de avión y jugadores de fútbol invaden Valderrobres
BEATRIZ FARRERES

Las charlotadas de Valderrobres atrajeron ayer hasta la plaza de toros de la localidad a gran parte de sus vecinos quienes, amparados en la mitad sombría de la plaza, disfrutaron de los disfraces y carrozas. El desfile partió desde el centro del pueblo, donde algunos vecinos ya esperaban expectantes. Después se subió la cuesta hacia la plaza de toros y se dio la vuelta al ruedo bailando y cantando al ritmo de la banda, que abría la comitiva.

La originalidad no tuvo límites. Desde varios niños y niñas disfrazados de azafatas y pilotos compañías aéreas, con un avión de 'porexpán' incluido, hasta un grupo de chicos vestidos de animadoras junto a un grupo de chicas vestidas como jugadores de fútbol americano o egipcios que llevaban una cría de avestruz en una jaula. «Es la mascota de la peña. Hay quien tiene perros, cerdos? Nosotros tenemos un avestruz. Somos diferentes», indicó uno de los egipcios.

En el capítulo de curiosidades, un grupo de chicos y chicas vestían un mono blanco que les cubría hasta la cabeza, además de un extraño gorro blanco compuesto por dos círculos con un agujero, uno a cada lado de la cabeza. «Vamos de espermatozoide, de caracoles, apicultores- Un poco de todo. Es un disfraz multiopción», explicó una de ellas.

Una vez en la plaza, los más pequeños refrescaron contra su voluntad al graderío al lanzarles globos de agua que llevaban escondidos entre la caracterización de sus disfraces. No obstante, los participantes tampoco se libraron del remojón al recibir algunos globos de vuelta. Dado el calor de la arena al sol, pocos se quejaron.

Etiquetas