Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Zaragoza

Arrancan los festejos con gaitas, cabezudos y charangas

Con los ritmos y acordes de los Gaiteros de Estercuel comenzaron ayer, a las doce de la mañana, las fiestas de la localidad de Cella.

En esta cita mañanera no podían faltar, como ya es tradicional, los bailes y carreras de los cabezudos a lo largo y ancho de la plaza Mayor. Estos simpáticos invitados hicieron las delicias de los más pequeños y también de los más mayores.

La primera mañana de estos festejos es muy especial, ya que abuelos, padres e hijos arrancan al unísono las celebraciones en el municipio. «Para nosotros es muy importante que los más pequeños y los más mayores también disfruten de estos días», aseguró María Jesús Pérez, alcaldesa de Cella.

La nota común que caracteriza a las fiestas de la localidad es la música. En torno a ella se distribuyen los actos principales, como el de la tarde de ayer. Hacia las seis ardió la traca con la que arrancaron oficialmente los cinco días de fiestas. Una vez disipado el humo, los saxos, trompetas, trompas y trombones de la charanga Kambalache recorrieron las calles de la localidad. Que las canciones de esta charanga retumben por todos los rincones de Cella, es una tradición muy arraigada. Este grupo de músicos es del propio municipio y es por esto que viven la llegada de sus fiestas de un modo diferente.

«La actuación de la charanga Kambalache es uno de los actos más emotivos -explicó Pérez- cuando suena es que empiezan las fiestas y estamos todos como locos por la emoción».

La programación continuó a las doce de la noche con el toro de fuego de la ganadería Peregrín Navarré. Los vecinos pudieron bailar y cantar con la verbena organizada en la plaza Mayor de la mano de la orquesta Cruzada, y los que aguantaron hasta las 5.00 pudieron continuar la fiesta con la discomóvil MARBL en el Auditorio.

Entre los actos programados para hoy destaca el baile para la tercera edad que tendrá lugar esta tarde a partir de las siete en el Auditorio, a cargo del Dúo Sending. Asimismo, los vecinos más atrevidos podrán mostrar sus dotes creativas a todo el pueblo exhibiendo lo último en disfraces. «En esta actividad participan todas las peñas del pueblo y es muy divertido», comentó María Jesús Pérez. Este año el primer premio será de 1.000 euros.

El día grande

La jornada más esperada por vecinos y visitantes es la del sábado. A las 7.30 de la mañana comenzará a sonar una charanga que amenizará la suelta de vaquillas. A las 18.00  habrá una corrida de toros. Y a partir de las ocho y media comenzará el evento musical más esperado, el concierto de rock homenaje a Extremoduro de grupo Pedrá.

Etiquetas