Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

BURGO DE EBRO

'Mini gran prix' con cerveza y albóndigas

Los más atrevidos participaron en una competición de pruebas sorpresas y originales que organiza desde hace tres años el bar La Pista.

Para apaciguar el intenso calor del verano nada mejor que una caña bien 'fresquita'.
'Mini gran prix' con cerveza y albóndigas
A. A

La imaginación ganó ayer protagonismo en el programa de fiestas de El Burgo de Ebro. Los más atrevidos de la localidad dejaron la vergüenza en casa y participaron en una competición de pruebas sorpresas y originales que organiza desde hace tres años el bar La Pista. «Es una forma de pasarlo bien. Además, los ganadores tendrán copas gratis en el local», explicaba Gero Adán, responsable de este 'mini gran prix' que cada año recibe más adeptos.

Y más que pasarlo bien... lo pasaron como enanos en lo que era el tercer día en honor de San Roque. «Venimos aquí, echamos cuatro risas y pasamos una tarde estupenda», comentaba Óscar Escarrilla, de 37 años, y uno de los concursantes.

No era para menos porque las pruebas no tuvieron desperdicio. En la primera de ellas, hubo que engañar a la gravedad e intentar no caer al suelo tras beber una cerveza de golpe y dar cinco vueltas a un palo. Los más habilidosos consiguieron el objetivo, a otros.. les engañó su espacio visual y toparon con el suelo sin perder el sentido del humor y robando al público largas carcajadas. «Me ha fallado el equilibrio y he caído», decía entre risas José Manuel Lahoz, de 30 años y miembro de la peña Los Renegaos.

El siguiente reto sirvió para bajar las altas temperaturas del mercurio, aunque siempre y cuando la puntería fallase. Los participantes intentaron encestar dentro de un recipiente globos de agua y más de uno terminó 'chipiadico'. Fue el caso de Sara Salas porque su equipo, Los Renegaos, no lograron puntos en esta prueba. «Es muy divertido», decía al joven de 23 años, antes de someterse al reto y conocer los resultados.

Y como no podía ser de otra manera en unas fiestas populares, la comida tuvo su especial protagonismo. El menú estaba compuesto por dos partes; una parte más 'chic' con champán y cortezas, y otra de carácter familiar con un plató que nunca falla y siempre es un éxito como las albóndigas de la abuela. «Esta es mi prueba preferida porque las albóndigas están buenísimas», aseguraba María Celaba, de la peña Katalysis.

Para todas las edades

Las jornada de ayer estaba pensada para todos los gustos y edades. La mañana quedó reservada a los actos religiosos con una procesión y una misa baturra a la que también asistieron las reinas y la banda municipal. Después, no faltó el aperitivo popular en el pabellón.

Los mayores del municipio tuvieron su momento en el café concierto amenizado por la cantante Ana María Sancho y el humorista Yalas. Para los más pequeños, una de encierro chiqui con 'carretones'.

Hoy, los festejos comienzan temprano, a las 8.30, para los más madrugadores o tarde para los trasnochadores. Para uno y para otros, habrá chocolate con churros seguido, a las 9.00, de encierro de vaquillas en la calle Mayor. Los más pequeños de la casa tendrán pasacalles, comparsa de cabezudos, bombas japonesas y espectáculo infantil a cargo del grupo Hamelín.

La tarde será más tranquila que la de ayer y los juegos de cartas ocuparán gran parte de las horas. Para los más golosos, habrá también un concurso de repostería. La jornada concluirá con orquesta y verbena.

Etiquetas