Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

tras dejar el alcohol

Colin Farrell adora el gimnasio

El popular actor odiaba hacer ejercicio, pero desde que hace tres años dejó el alcohol, ahora es algo que le encanta.

«Me gusta el gimnasio. Es un ambiente muy tranquilo, lo que es muy raro. Nunca pensé que pudiera ser así. Hace tiempo la cita 'Hacer ejercicio es levantar una Carlsberg' me resultaba bastante cierta. Las cosas han cambiado», aseguró.

El actor de 35 años también ha dado a conocer a sus dos hijos. James, de 7 años que padece el síndrome de Angelman - un trastorno de desarrollo neuronal que le impide hablar - y Henry, de 22 meses. Ambos le han hecho centrarse más en su vida y que sea capaz de encontrar un equilibrio mayor entre su trabajo y su familia.

«Tengo claro a lo que voy cuando voy a trabajar. Ahora entiendo y tengo mucho respeto al hecho de trabajar fuera. Respeto que no tenía durante mis primeros 5, 6 y 7 años de trabajo. Además con dos niños pienso más en la gente que dejo atrás. He estado 7 años trabajando sin parar. Eso se convirtió en mi vida y ahora eso ha cambiado. He encontrado más equilibrio a la hora de tomar decisiones», declaró al periódico USA Today.

Etiquetas