Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TECNOLOGÍA

Cómo elegir el mejor compañero de viaje digital

?Tablets? y ?e-Readers? son los protagonistas de las maletas más 2.0, pero su precio obliga a elegir entre uno de los dos

Cómo elegir el mejor compañero de viaje digital
Cómo elegir el mejor compañero de viaje digital

Ya empiezan a llenar estaciones y aeropuertos, trenes y aviones, playas y piscinas. Las tabletas y los lectores de libros electrónicos son grandes compañeros de viaje, que permiten amenizar trayectos y estancias con horas de entretenimiento sin ocupar apenas espacio en la maleta. Cuál elegir dependerá del usuario, ya que cada uno tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

A simple vista, las tabletas son más completas que los 'e-readers'. Con ellos te puedes conectar a internet prácticamente desde cualquier lugar, aunque para ello deberás disponer de un plan de datos 3G con una compañía telefónica, unos cuantos euros que se suman a los 500, de media, que cuestan estos dispositivos y que pasan a engrosar el presupuesto vacacional.

Otro valioso añadido de las tabletas son las aplicaciones, gracias a ellas se puede hacer prácticamente de todo: desde buscar el restaurante más cercano, hasta leer libros o cómics, pasando por divertidos videojuegos para distraer a los más pequeños y también, no nos engañemos, a los mayores.

Sin duda, el feliz propietario de un 'tablet' pasará buenos momentos en vacaciones, pero ya puede ir olvidándose de llevárselo a la piscina o a la playa. Las pantallas de estos dispositivos portátiles no están pensadas para resistir la luz directa del sol y tratar de leer a plena luz del día puede suponer una verdadera tortura para los ojos.

Esta es, precisamente, la principal ventaja de los lectores de libros electrónicos, ya que sus pantallas, al no estar retroiluminadas, facilitan enormemente la lectura. Esto, sumado a que mientras las tabletas solo tienen unas horas de batería, los 'e-readers' pueden durar semanas sin pasar por el enchufe, hará que muchos se decanten por ellos a pesar de sus limitaciones.

Para que cada cual pueda decidir con qué aparato quiere completar su maleta 2.0, aquí dejamos las principales ventajas de cada uno de ellos:

PUNTOS FUERTES DE LOS ‘TABLETS’

Conectividad. Una de las principales ventajas de los ‘tablets’ es la posibilidad de conectarse a internet y navegar a través de 3G y Wifi. Algunos e-readers también pueden conectarse pero la experiencia es peor.

Aplicaciones. Los ‘tablets’, sobre todo el iPad y los Android, cuentan con miles de aplicaciones que permiten al usuario realizar un sin fin de tareas, así como entretenerse con divertidos videojuegos.

A todo color. Las pantallas retroiluminadas de las tabletas permiten reprodcir imágenes y vídeos a todo color. Se está investigando la tinta electrónica a color, pero por el momento solo hay prototipos.

Más pulgadas. Las pantallas de los ‘tablets’ suelen rondar las 10 pulgadas mientras que el tamaño habitual de los libros electrónicos son 6. Aunque existen tabletas más pequeñas y ‘e-Readers’ más grandes.

Multimedia. La capacidad de reproducir contenido multimedia es otro de los puntos fuertes de los tablets. La tinta electrónica no está pensada para reproducir vídeo, aunque se han hecho experimentos.

PUNTOS FUERTES DE LOS ‘E-READERS’

Autonomía. No es que los lectores de libros electrónicos tengan mejores baterías sino que al no tener pantallas ilumninadas solo gastan energía al pasar de página, por lo que una carga puede durar meses.

Visibilidad exterior. Al no tener un panel retroiluminado, la tinta electrónica funciona como si de un libro de papel se tratara, lo que evita reflejos incómodos y mejora mucho la visibilidad en los exteriores.

Sin fatiga ocular. Las pantallas de los ‘e-readers cansan mucho menos la vista que las de los ‘tablets’ ya que carecen de iluminación. Tras varias horas de lectura, la diferencia entre uno y otro dispositivo se nota.

Más ligeros. El peso de los lectores de libros electrónicos es considerablemente inferior al de las tabletas. Los 700 gramos de media de los ‘tablets’ no es mucho, pero tras varias horas de lectura el brazo se puede resentir.

Precio. Aunque existen tabletas desde los 100 euros, el precio habitual (y recomendable) está entorno a los 500, mientras que los lectores de libros electrónicos suelen estar entre los 100 y los 300 euros.

Etiquetas